Cara le salió la expulsión al jugador paraguayo de Santos Laguna, Cris Martínez, ya que estará fuera dos semanas y no por el castigo, sino por la lesión que sufrió en la mano izquierda al golpear la puerta del vestidor.

El delantero había ingresado de cambio en el minuto 69 del juego ante el Toluca, en sustitución del medio ofensivo uruguayo Brian Lozano y en el 90 salió expulsado con roja directa por una dura entrada a un adversario por lo que se dirigió al vestidor.

De acuerdo con la información del club lagunero, al dirigirse hacia el vestidor, el guaraní golpeó la puerta del vestidor ante el coraje por llevarse la roja lo que le provocó una ruptura de cuatro tendones extensores de la mano izquierda.

Mencionó que como resultado de esa reacción en los vestidores del estadio Nemesio Díez, el futbolista estará fuera de la actividad por espacio de dos semanas, en tanto se recupera de las lesiones en dicha extremidad.

“Por este conducto, el elemento santista ofrece una disculpa pública por lo sucedido en el inmueble mexiquense, asegurando que su comportamiento fue incorrecto, consciente de la institución a la que representa, y que se hará responsable de los gastos por los daños provocados”, señala el comunicado.