En el seno de la selección de Costa Rica sigue vivo el dolor que causó la derrota por 1-0 ante Serbia, en lo que fue su debut en la Copa Mundial de Rusia 2018, y ahora sus jugadores tratarán de reponerse, con un triunfo sobre Brasil.

"Estamos dolidos, queríamos un resultado positivo y no se logró, pero el empate de Brasil y Suiza nos deja con posibilidades todavía. Tenemos que lograr la victoria en el siguiente juego", dijo el delantero Daniel Colindres.

El próximo viernes se enfrentarán costarricenses y brasileños, en la cancha del estadio de San Petersburgo, dentro del Grupo E, en el que Serbia es líder con tres puntos, mientras que los sudamericanos y suizos suman una unidad, por cero de los "ticos".

"Si hacemos un buen partido podemos ganar. Está difícil, pero no imposible", refirió Colindres de cara al importante duelo contra Brasil.

Para el defensa Kendall Waston también está abierta la puerta del triunfo para Costa Rica, al comentar que tanto Brasil como Suiza son equipos muy fuertes, pero no imposibles de vencer.

"Vamos a pulir conceptos en estos días, en busca de concretar las opciones que nos queden ante Brasil, que al igual que Suiza, son equipos muy buenos, pero no imposibles de vencer", señaló.