Didier Drogba no intervino en ninguno de los goles, pero apenas ingresó a la cancha de la Arena Pernambuco se encargó de despabilar a Costa de Marfil en su estreno de la Copa Mundial, al remontar el sábado un marcador adverso y vencer 2-1 a Japón.

El goleador histórico de la selección africana dio el impulso que necesitaban sus compañeros Después de ver los primeros 60 minutos del partido por el Grupo C desde el banco de suplentes, por culpa de un problema muscular sufrida a mitad de semana, el goleador histórico de la selección africana dio el impulso que necesitaban sus compañeros, que reaccionaron con dos fulminantes goles para darle la vuelta al trámite en Recife.

Tras un incesante martilleo en el complemento, los marfileños anotaron dos veces con sendos cabezazos tras centros de Serge Aurier. Wilfred Bony peinó el primero a los 64 minutos y casi de inmediato Gervinho añadió el segundo. Todo en cosa de 100 segundos.

Japón primero con el brillante gol de Keisuke Honda a los 16. En una aparición fulminante, el volante ofensivo del Milan definió con un sublime zurdazo tras recibir de primera un pase servido por Yuto Nagatomo.

Con los tres puntos que sumó, Costa de Marfil pasó a compartir el primer lugar de su llave con Colombia, que a primera hora despachó 3-0 a Grecia en Belo Horizonte.

La primera media hora fue cuando Japón engranó su mejor fútbol, pero los dirigidos por el técnico italiano Alberto Zaccheroni no pudieron ampliar diferencias. Bajo la lluvia, a los 20, Atsuto Ushida protagonizó una bonita maniobra, le hizo una finta a un zaguero y acabó con un remate franco que el arquero Boubacar Barry rechazó.

Drogba entró al rescate

Con más ímpetu que claridad, Costa de Marfil se apoderó de la iniciativa y empezó el asedio ante una zaga japonesa que se multiplicó en solidaridad para defender la mínima ventaja.

Para Costa de Marfil fue un arranque triunfal Comandados por el volante Yaya Touré, de titular pese a las dudas por otra molestia muscular, las ocasiones se acumularon sin tener la precisión en el último cuarto de cancha.

Hasta que Drogba entró al rescate.

Sabri Lamouchi, el técnico francés de Costa de Marfil, no quiso arriesgar al talismán del equipo, con 36 años a cuestas, y optó por Bony en el ataque desde el vamos. Autor de 64 goles con la selección, Drogba salió tocado el miércoles tras chocar con Didier Zokora durante una práctica.

Para Costa de Marfil fue un arranque triunfal en su empeño por lograr finalmente superar la primera ronda. En sus dos mundiales previos quedaron en grupos fuertes y en ambas participaciones terminaron terceros. Ahora que su generación dorada de Drogba, Touré y Didier Zokora como treintañeros, esta puede ser la última oportunidad para acceder a la segunda fase.

Japón disputa su quinto Mundial seguido. Su objetivo es repetir en octavos de final para reivindicarse tras perder por penales ante Paraguay en Sudáfrica 2010.

En la siguiente fecha del grupo, Japón se las verá con Grecia el jueves en Natal y Costa de Marfil se medirá el mismo día con Colombia en Brasilia.

Alineaciones:

Costa de Marfil: Boubacar Barry; Serge Aurier, Didier Zokora, Souleymane Bamba, Arthur Boka (Constant Djakpa, 75); Cheick Tiote, Serey Die (Didier Drogba, 62), Yaya Touré; Salomon Kalou, Gervinho, Wilfried Bony (Didier Ya Konan, 78). Técnico: Sabri Lamouchi.

Japón: Eiji Kawashima; Atsuto Uchida, Maya Yoshida, Masato Morishige, Yuto Nagatomo; Hotaru Yamaguchi, Makoto Hasebe (Yasuhito Endo, 54); Shinji Okazaki, Keisuke Honda, Shinji Kagawa (Yoichiro Kakitani, 86), Yuya Osako (Yoshito Okubo, 67). Técnico: Alberto Zaccheroni.

Árbitro: Enrique Osses (Chile).