La Copa México-Euskadi que se realiza en el puerto francés de Hendaya, en la frontera entre España y Francia, es un festival náutico y cultural de tres días que busca fortalecer los lazos entre México y el País Vasco.

En la regata de este domingo participaron unas veinte embarcaciones en tres categorías para poner punto final al evento de vela más importante de la región, que se realizó del 14 al 16 de septiembre.

El fundador y presidente del comité organizador, Víctor Maldonado Ansó, explicó a Notimex vía telefónica que el objetivo es promover el deporte de la vela y fortalecer los lazos culturales con la región.

“El fín de estas regatas es la promoción de la vela en el País Vasco y seguir fortaleciendo el vínculo entre México y esta región”, aseguró Maldonado Ansó.

El evento acerca a la vela como un motor económico y turístico muy importante, afirmó el mexicano residente en Hendaya.

Por quinto año consecutivo, la Regata “Copa México-Euskadi” se celebró en la Bahía de Hendaya (País Vasco francés) con la asistencia del alcalde de esa localidad, Kote Ecenarro y un público que disfrutó de eventos culturales paralelos.

El festival naval-cultural incluyó la exposición “Cazador de Estrellas” del fotógrafo mexicano Humberto Zendejas, quien durante el siglo pasado se dedicó a fotografiar a artistas internacionales en México como Frank Sinatra, Marilyn Monroe, Plácido Domingo, Celia Cruz y Brigitte Bardot, entre otros.

Además, una sala de cine proyectó la película del director mexicano Bernardo Arsuaga “The Weekend Sailor” que narra la historia de la tripulación mexicana -a cargo del capitán Ramón Carlín- que ganó en 1973 una dura regata alrededor del mundo tras nueve meses de navegar y competir contra grandes veleristas internacionales.

La idea de vincular la vela y la cultura surgió después de leer una frase que sugiere que la navegación, la cultura y la gastronomía han sido los vehículos de conocimiento más importantes del ser humano, aseveró el fundador del evento.

La Copa México-Euskadi contó este año con patrocinadores locales, entre ellos el chef Aitor Manterola del restaurante Patxikuenea y la Sidrería Bereziartua Sagardoak.