Marco Antonio Ruiz, técnico de la selección mexicana de futbol sub 21, lamentó que su equipo fuera incapaz de reflejar en el marcador las ocasiones de gol que tuvo, algo que al final fue determinante en la derrota ante Inglaterra en la final del Torneo Esperanzas de Toulon.

“Fue el hecho de la contundencia, ellos anotan dos goles y nosotros no concretamos las que generamos, cuando tuvimos la ventaja pudimos haber manejado mejor los tiempos, pero mi equipo siempre busca ir al frente y eso genera espacios, pero no tengo nada que reprochar a mis jugadores y han dado muestra de que México tiene futbolistas muy capaces”, aseveró.

Descartó que el tope de este cuadro sea ante representativos de este nivel, ya que consideró que en este encuentro hubo situaciones fuera de su alcance.

“Las circunstancias estuvieron a favor de Inglaterra, tenemos un equipo que le puede competir al que sea y en cualquier circunstancia, pero en un partido de futbol hay variables que no dependen de nosotros”, apuntó.

Afirmó que México fue el cuadro más destacado de esta competencia, no solo por el hecho de haber llegado a la final, sino por el desempeño que tuvo.

“A mi juicio sí fuimos el equipo que mejor futbol hizo en el torneo, no fue la excepción, pero hubo un momento de descontrol luego del accidente del portero; pero el equipo tuvo buena circulación, buenas llegadas y al final no lo reflejamos en el marcador”, estableció.

Respecto de los reconocimientos que recibieron Diego Lainez y Eduardo Aguirre, como el “mejor jugador” y el goleador de la competencia, consideró que son un ejemplo de la calidad que existe en el futbol mexicano.

“Es un gran futuro, no solo para ellos dos, son jugadores que ya juegan en Primera División de México, esperemos que sigan en ascenso porque vienen cosas importantes; es el inicio del proceso olímpico, empezamos de buena manera, pero nos hubiera gustado llevarnos el campeonato”, sentenció.