La extenista poblana Yolanda Ramírez señaló hoy que tener en sus manos un libro en el que están escritas una buena parte de sus muchas historias de su trayectoria en el deporte blanco, es una meta y un sueño cumplidos.

"Es un bonito sueño y una gran alegría para mí, es una meta más que cumplo en mi trayectoria como tenista, estoy feliz y agradecida con todos los que tomaron parte en este proyecto", señaló Yola Ramírez.

Considerada como la "Jugadora mexicana del Milenio", Ramírez Partida dijo estar muy agradecida con el tenis, el cual le ha dado todo en la vida, su esposo, sus hijos y sus muchos amigos a lo largo de más de 50 años dentro de esta práctica.

"Qué más puedo pedir, sólo dar las gracias a tantas personas que estuvieron a lo largo de mi carrera, desde luego a mi familia, mi esposo y mis hijos, a todos esos amigos que han estado en las buenas y en las malas", señaló Ramírez.

Confió que todo lo escrito en este libro, "Yola Ramírez, Historia de una leyenda", escrito por Enrique Delfín, sirva de algo a las nuevas generaciones de tenistas mexicanos, para que pongan en alto el nombre de ese deporte.

"Ojalá este libro sea de utilidad para quien lo lea, espero de verdad que sirva para motivar a los niños y jóvenes que practican el tenis, para que no se desesperen, y que puedan alcanzar sus metas y sueños", señaló la originaria de Teziutlán, Puebla.

Recordó que una de las cosas más hermosas que le sucedieron en su carrera en el tenis, fue escuchar el Himno Nacional Mexicano y ver a la bandera nacional ondear en todo lo alto.

"Son cosas que te marcan de por vida, el escuchar tu himno y ver tu bandera es algo inolvidable, por fortuna eso me pasó varias veces en mi carrera, sobre todo en los Juegos Panamericanos en México, Chicago y Sao Paulo", aseveró.

Para la legendaria extenista, considerada como la mejor que ha tenido México en su historia, este deporte en la actualidad está un poco detenido, sobre todo por la falta de apoyo a las nuevas generaciones, sin embargo, se mostró optimista en que pronto las cosas mejorarán.

"Yo pongo mi granito de arena dando clases a los niños y jóvenes, y mucha gente más también se entrega en la enseñanza, pero en el apoyo faltan muchas cosas por mejorar, yo espero que pronto todo cambie para bien del tenis mexicano", afirmó.

Entre algunos de sus logros en el tenis, Yola Ramírez es parte del Salón de la Fama de Wimbledon, conocido como "Last Eight Club", y del Salón de la Fama de Roland Garros, dos de los cuatro torneos del famoso Grand Slam del tenis mundial.

Además, Yola Ramírez fue campeona nacional de singles en ocho ocasiones, mientrs que a nivel internacional llegó a ser la número cuatro del mundo en el ranking de la WTA, y la número seis en las listas de la ITF.

Durante su trayectoria en el deporte blanco, Yola Ramírez ganó ocho medallas en los Juegos Panamericanos, con cuatro preseas de oro, tres de plata y una de bronce, para ganarse a pulso el mote de mejor tenista mexicana en toda la historia.