El Comité Olímpico Internacional (COI) dio a conocer este miércoles la conclusión de la reexaminación de pruebas de dopaje correspondientes a los Juegos Olímpicos de Turín 2006.

A través de un comunicado, el COI informó sobre la finalización del proceso de revisión de pruebas de dopaje de la justa olímpica invernal de 2006, en el cual se aplicaron nuevas técnicas y métodos de detección de sustancias prohibidas para los atletas.

El organismo olímpico mundial confirmó este miércoles que ninguna de las muestras que fueron sometidas de nueva cuenta a una revisión fue positiva de dopaje, motivo por el cual se declaró cerrada de manera definitiva la revisión referida.

Desde enero de 2016, el COI anunció el inicio de la revisión de 489 muestras de un total de mil 219 que fueron realizadas en Turín 2006 en un laboratorio acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés), instalado en Lausana, Suiza.