El delantero mexicano Hirving Lozano recibió un castigo de cuatro juegos por la Comisión Disciplinaria de la Liga de Holanda, a pesar de que su equipo, PSV Eindhoven, apeló el pasado lunes la sanción que se le impuso a “Chucky” luego de su expulsión en la fecha 24 del campeonato local.

A través de un comunicado, el comité disciplinario de la Liga holandesa confirmó la sanción de tres partidos sugerida para el seleccionado mexicano y aumentó un juego de castigo, mismo que es condicional y podría ser removido en futuras apelaciones.

De cumplirse íntegramente la sanción, Lozano se perdería la acción en los duelos ante Feyenoord, Utrecht, Willem II y VVV-Venlo, el equivalente a un mes inactivo, pues PSV no tiene partidos próximos en otras competiciones, luego de ser eliminados en la Copa de Holanda por el Feyenoord en cuartos de final.

Lozano impactó con su mano el rostro del defensor Lucas Woudenberg en el minuto 45 del partido entre PSV y Herenveen, por lo que el árbitro Dennis Higler decidió expulsar al delantero “azteca”, para posteriormente reportar el incidente en la cédula arbitral, donde sugirió un castigo de tres partidos al canterano de Pachuca.

Al conocer la sanción propuesta, PSV informó que apelaría la determinación de Higler, con la esperanza de que se redujeran los partidos de castigo para “Chucky”.

Sin embargo, este jueves se confirmaron las malas noticias para el líder de la Liga de Holanda, quien deberá encaras sus próximos partidos sin el mejor goleador del torneo, aunque los “granjeros” podrían volver a apelar la decisión del comité en próximos días.