Colo Colo se quedó con el superclásico 183 del futbol chileno luego de vencer por 3-1 a su archirrival Universidad de Chile.

En un partido de pierna fuerte, en el que hubo dos expulsados en Universidad de Chile y uno en el vencedor, Colo-Colo fue claramente superior en el trámite del partido, incluso cuando el juego estaba 11 contra 11.

El juego lo comenzó ganando la Universidad, con anotación de Mauricio Pinilla a los 5 minutos del primer lapso, luego de un error en la zaga colocolina, que el delantero chileno aprovechó en la boca del pórtico de Agustín Orión.

Tras el tanto inicial, todo el dominio del juego fue para los denominados “Cacique”, quien entendió el partido y en el minuto 34, luego de una jugada por la banda izquierda, el exdelantero de Queretaro y Atlante, Esteban Paredes, anotó la igualdad.

Cuando se jugaban 5 minutos del segundo tiempo, una genialidad del propio Paredes desequilibró el marcador, luego de correr por la banda izquierda enganchar el defensor Rafael Vaz y desde el vértice del área mayor poner el balón en el ángulo derecho de Johny Herrera.

El partido expiraba y la Universidad jugaba con nueve jugadores y Colo Colo con 10, sin embargo, no fue impedimento para que Claudio Baeza enfrentara a Herrera, en el minuto 90 y definiera con una vaselina poniendo el 3-1 definitivo.

Con esta victoria el denominado elenco “popular” logra una nueva victoria en el Derby chileno estirando una racha que desde el 2013 la Universidad de Chile no puede batir.