Club de Golf Chapultepec será un gran reto para el México Championship

La rapidez de los greenes (donde se emboca la bola) y lo curveado de los fairways (avenidas en el campo), será el mayor reto que ofrezca el Club de Golf Chapultepec durante el World Golf México...

La rapidez de los greenes (donde se emboca la bola) y lo curveado de los fairways (avenidas en el campo), será el mayor reto que ofrezca el Club de Golf Chapultepec durante el World Golf México Championship, que se jugará esta semana.

Manuel Inman es el director de campo del Club de Golf Chapultepec, donde lleva 15 años dedicados ahí y obviamente lo conoce a la perfección, por lo que sabe de los retos que ofrecerá a los mejores jugadores del mundo que se darán cita.

“Este año no se hacen muchos cambios para ver qué pasa y el siguiente año sí hay proyectos de hacer tees (zona de salida) para atrás y otras muchas cosas”, dijo.

Mencionó que el único cambio que hay es en el hoyo cinco, que era par cinco y se convirtió en par cuatro; en el 15 se hizo una salida más atrás, se alargó como 25 yardas, y en el diez se rediseñó la salida, se hizo más plano el terreno, para que aguante los siete días de juego, entre práctica y torneo, porque era una zona muy pequeña.

Los fairways, donde competirán el estadunidense Dustin Johnson y el norirlandés Rory McIlroy, números uno y tres en la clasificación mundial, quedaron igual, los iban a angostar pero no lo hicieron.

El rough (pasto alrededor de las avenidas, greenes y tees), va a estar entre dos y media pulgadas de crecido.

“La gran diferencia de como es el campo, es la dureza de los greenes. Cuando los greenes están firmes, el campo cambia. Insisto, la diferencia es la firmeza de los greenes, por eso se hizo la presión con arena y los nutrientes, para que la hoja del green esté muy sana, porque la van a estresar mucho”, aseguró.

Abundó que al rodar la bola muy rápido en la zona de embocar, los jugadores van a desarrollar un mecanismo de defensa.

“A los profesionales no les intimida que esté rápido el green, están acostumbradísimos, lo que más les va a complicar es que el green esté firme, porque a la hora de salir del fairway y estar en el rough, la bola pierde el efecto y al caer en el green bota y se va, y en estos greenes que son chicos, un bote de siete u ocho yardas, te saca del green”, analizó.

El Club de Golf Chapultepec, de siete mil 330 yardas, par 71, fue construido en 1928, y durante su vida ha tenido el proceso de adecuación a la actualidad, por lo cual, dijo Manuel Inman, fue extremadamente fácil que recibiera la aprobación de la Asociación Profesional de Golf (PGA).

“Es un campo que se mantiene en perfectas condiciones durante todo el año y cuando vinieron los agrónomos de la PGA, hace nueve meses, se fueron y dijeron ‘nos vemos en dos meses antes (del torneo)’, no lo hicieron y apenas volvieron, porque están complacidos con el campo”, declaró.

Los de la PGA Tour quieren probar este año qué pasa con los jugadores, qué pasa con los greenes y qué pasa con los marcadores, y ya decidirán qué hacer en el 2018.

“La distancia no es el reto, el reto son los greenes, el rough y lo demás. Es un campo que tiene suficiente movimiento. Di la vuelta con el presidente de la PGA Tour y uno se da cuenta que en la competencia tienes que mover mucho la bola para los dos lados y eso complica, porque algunos sólo le dan bien a la derecha o a la izquierda”, analizó.

Enfatizó que “es un campo que reta, no en distancia, sí en posicionarse bien en cada hoyo y los jugadores se van a proteger. Tengo curiosidad de ver cuantos drivers (palo para alcanzar la mayor distancia) pegan, pero tengo curiosidad más para ver cómo lo juegan. A Bubba Watson le va gustar mucho porque el mueve mucho la bola”.

Expresó que “para México es un parteaguas este Campeonato Mundial-México. Hace años tuvimos un parteaguas en Morelia, cuando trajeron un torneo del Web.com. Después vino otro parteaguas, cuando trajeron el Mayakoba y ahora se vivirá otro hito, porque este torneo es lo máximo”.

Dijo que se debe saber que “no hay un torneo más grande de golf que pueda venir a México, porque los cinco que están por encima de éste, nunca van a cambiar de sede”.