Clave 2016 en la reunificación del futbol americano colegial

En 2016 el futbol americano colegial en México dio pasos trascendentales rumbo a su fortalecimiento y reunificación, que concretaron las dos grandes ligas, ONEFA y Conadeip, tras siete años de...

En 2016 el futbol americano colegial en México dio pasos trascendentales rumbo a su fortalecimiento y reunificación, que concretaron las dos grandes ligas, ONEFA y Conadeip, tras siete años de distanciamiento en juegos oficiales y tazones de campeonato.

Desde 2008, el escándalo de becas, presupuestos dispares y el fichaje de jugadores de las escuelas con más dinero hicieron que se rompieran relaciones sobre todo con los equipos del Tecnológico de Monterrey, que decidió salirse con todos sus campus, lo que puso fin a una era de amplio dominio de Borrego, sobre todo del Campus Monterrey y en menor medida del CEM.

La escisión fortaleció la liga de la Conadeip, que ya funcionaba como oficina de deportes para escuelas privadas, pero que en el deporte de las tackleadas aún no tenía un proyecto estable. Después del Torneo Borregos de 2009 en el que solo jugaron equipos del Tec, para 2010 se pudieron organizar y varios equipos integraron la Conferencia Premier de Conadeip.

Mientras tanto, ONEFA siguió como la liga de más tradición en México. Pumas CU aprovechó la coyuntura para potenciar su programa deportivo y volver a destacar después de años de fracasos en la conferencia principal, teniendo como principal rival deportivo a los Auténticos Tigres, y desde entonces ambos han disputado todas las finales.

Además, la Liga Mayor sufrió constantes reestructuraciones temporada tras temporada, buscando mantener un nivel igualado entre las conferencias para que fueran competitivas de verdad, tratando de que la mayoría de equipos pudieran disputar el campeonato de su sector.

En el aspecto entre ligas, al menos desde 2013 se dieron los primeros acercamientos nuevamente entre Conadeip y ONEFA, una vez enfriadas las diferencias y ante el clamor de la afición para que volviera haber un solo campeonato nacional.

Los primeros acuerdos lograron juegos de pretemporada entre equipos de ambas ligas, luego amistosos que servirían un acercamiento más serio, con lo que la Sultana del Norte regresó al “clásico norteño”, pero el gusto duró poco porque un nuevo escandalo de trasferencias ilegales en fuerzas básicas boicoteo esta cordialidad para la temporada 2015.

Sin embargo, tras asumir la presidencia de ONEFA, el ex coach de Pumas CU, Raúl Rivera, puso de nuevo en la mesa el proyecto de unificación con Conadeip y meses más tarde en una conferencia conjunta, ambas directivas anunciaron un ambicioso programa.

Dos jornadas de partidos entre los principales equipos de cada liga, 18 en total, los cuales contarían además para el standing de cada conferencia. Al final también se disputaría un tazón de campeones entre los ganadores del grupo principal y para este año sería ONEFA el local por lo que elegiría el campo y el próximo año se invertirían los papeles.

En este caso Auténticos Tigres fue el ganador de ONEFA y Aztecas UDLAP de Conadeip, por lo que se enfrentaron en un juego por el campeonato absoluto que ganó la Tribu Verde, pero que sentó el precedente que por años se especuló tanto.

Aunque todavía hay camino por hacer este fue el paso más importante que se ha dado, el futuro todavía sigue en el aire si en algún punto se puedan convertir las dos ligas en una especie de dos conferencias con algún sistema más parecido a NFL que a la NCAA.

Sin duda, todavía hay puntos por aclarar como los años de elegibilidad entre las dos organizaciones, y el control de transferencias. La evaluación de lo que sucedió este año se hará en el congreso que ambas organizaciones sostendrán a principios de 2017 y entonces podrán anunciar si continúan por este camino o qué deberá cambiar.