El equipo de Chivas de Guadalajara ya se encuentra en el estadio Olímpico Universitario para medirse a Pumas de la UNAM y lo hará sin utilizar el tradicional uniforme rojiblanco.

La escuadra tapatía enfrentará al Club Universidad Nacional con su vestimenta negra, lo cual no será un inconveniente, por más que se trate de un partido a las 12:00 horas, con el sol de la Ciudad de México.

Incluso el clima apunta a que no será tan soleado como ocurre en otras ocasiones en CU, situación de la que algunas veces Pumas saca ventaja sobre sus adversarios.

Guadalajara instó a sus aficionados que acudirán al estadio universitario a vertir la playera rayada, aunque el equipo no saldrá con dicho uniforme. “Millones lo saben, hoy toca vestirse de gala para pintar la capital rojiblanca”, anunció el club jalisciense.

Con apoyo de su afición, Chivas arribó en autobús al recinto felino alrededor de las 10:00 horas para afrontar esta fecha nueve del Torneo Clausura 2018 de la Liga MX, donde la obligación por ganar está presente una vez que es penúltimo lugar de la clasificación.

Minutos más tarde de la llegada del Guadalajara se apreció una camioneta blanca que transportaba la comida exclusiva para el “Rebaño Sagrado”, así que con chef incluido los tapatíos están listos para este cotejo de alta rivalidad deportiva.

Pumas, por su lado, tal y como suele ocurrir en la mayoría de veces o al menos eso se notó bastante contra América, una vez más la hizo de anfitrión educado y llegó a CU después de su rival en turno.

Algunos seguidores auriazules arroparon la llegada de los universitarios y mostraron el apoyo al plantel mientras bajaba del autobús; el atacante chileno Nicolás Castillo fue uno de los más vitoreados.