Con un cuadro alterno, el Chelsea fue eliminado de manera sorpresiva en cuartos de final de la Capital One Cup, tras caer 2-1 con el West Ham en partido disputado en el Estadio Olímpico de Londres.

Los "Hammers" se fueron adelante en el marcador al minuto 11, gracias a un tanto del mediocampista senegalés Cheikhou Kouyaté, quien remató de cabeza en territorio rival, para poner al frente a su escuadra e irse al entretiempo con ventaja.

Al iniciar el complemento, los locales lograron aumentar su ventaja al 48 por conducto del centrocampista suizo Edimilson Fernandes, el cual sacó un potente zurdazo desde afuera del área y colocó el 2-0 parcial en favor del conjunto del West Ham.

Incrédulos de lo que sucedía, el Chelsea intentó recortar distancias, sin embargo, pese a que el defensor inglés Gary Cahill marcó un gol en el tiempo añadido, no fue suficiente y los "blues" sucumbieron 2-1 y de esta forma se despidieron del torneo.