La comunidad de mexicanos celebró hoy en Guatemala el triunfo de la selección nacional 2-1 ante Corea del Sur, en un partido que siguieron en la embajada de México en este país centroamericano.

Unas 300 personas, de familias mexicanas-guatemaltecas, se dieron cita este sábado en el Instituto Cultural de la sede diplomática para seguir el cotejo disputado en Arena Rostov por el Grupo F de la Copa del Mundo Rusia 2018.

Las familias llegaron puntuales al inmueble, ubicado en la zona 10 de la Ciudad de Guatemala, para seguir el segundo partido mundialista del conjunto dirigido por el estratega colombiano Juan Carlos Osorio.

Los aficionados mexicanos, que en su mayoría llegaron vestidos con los colores patrios, se ubicaron en el auditorio y en la galería del Instituto Cultural, espacios que fueron dispuestos para que los asistentes disfrutaran del partido de manera cómoda y ordenada.

Los seguidores que abarrotaron la sede diplomática lucieron confiados, luego de la primera exhibición, el domingo pasado, la selección mexicana se impuso al campeón del mundo, Alemania.

La comunidad mexicana, esperanzada y optimista, entonó con fervor y a todo pulmón el Himno Nacional, transmitido desde el estadio de Rostov.

Los asistentes aplaudieron las jugadas de la selección nacional y estallaron en júbilo en dos ocasiones, que hicieron valer la jornada: al minuto 24 cuando anotó un penal Carlos Vela, y al 66, con la segunda anotación marcada por Javier "El Chicharito" Hernández. 

El tanto del descuento, obra del mejor jugador de Corea del Sur, Son Heung-Min, quien al minuto 93 logró un soberbio gol con tiro de larga distancia, levantó un rumor de desaprobación entre la concurrencia.

De inmediato el ánimo se recuperó y se elevó hasta lo más alto cuando vino el silbatazo final, a cargo del árbitro serbio Milorad Mazic. Los mexicanos se fundieron en abrazos y aplaudieron con entusiasmo la victoria ante los coreanos.

Luego del partido, como un sábado de corte familiar, la comunidad mexicana departió en el jardín de la sede diplomática, donde continuaron los abrazos, la alegría y los cánticos del tradicional “Cielito Lindo”.

Las familias de mexicanos e invitados guatemaltecos degustaron de tostadas, tacos, enchiladas verdes, paletas, agua de jamaica y refrescos servidos por empresas patrocinadoras.

El embajador de México, Luis Manuel López Moreno, quien coincidió con la afición en el buen desempeño del equipo nacional en Rusia 2018, destacó la convivencia de los mexicanos –niños y adultos-, con motivo de un partido de futbol.

Dijo a Notimex que fue gratificante la “reunión familiar” en la sede diplomática y resaltó además el apoyo de los guatemaltecos que han reconocido el buen papel de la selección mexicana y aplaudido al equipo como un digno representante latinoamericano en la máxima justa del futbol.