Casi un centenar de mexicanos residentes en Chile celebraron la victoria de su selección de futbol frente a su similar de Corea del Sur, durante la segunda jornada del Mundial de Rusia 2018.

Los aficionados mexicanos pusieron el ambiente y los gritos en el restaurante de comida tex-mex Chilli’s, donde antes de que empezara a correr el balón ya circulaban las cervezas, los tacos y las quesadillas, entre otros platillos típicos del país del norte.

En una fría mañana santiaguina, la hinchada mexicana llegó en masa al que ya es un punto tradicional de reunión para ver los juegos de El Tri en la Copa del Mundo de Rusia.

Con caras pintadas, los mexicanos vieron el partido y en el minuto 25 del juego las playeras y banderas verde, blanco y rojo saltaron tras la anotación de Carlos Vela al cobrar un penal.

Tras la anotación, las ansias y la preocupación embargaban a los asistentes al restaurante con cada llegada de los coreanos a la portería resguardada por Guillermo Ochoa, sensaciones que culminaron con el segundo gol mexicano anotado al minuto 66 por Javier “Chicharito” Hernández.

Sin embargo, tres minutos antes del término del juego, Son Heungmin puso la cuota de incertidumbre cuando su disparo con pierna derecha se clavó en el ángulo del arco custodiado por Ochoa.

Los últimos tres minutos fueron de infarto para los mexicanos, con la única llegada que tuvo el elenco asiático en la parte final, pese a que la defensa de México estuvo sólida.

Pitazo final y el tradicional “Cielito lindo” comenzó a sonar en la voz de toda la fanaticada que levantó su vaso de cerveza para celebrar el triunfo mexicano, el que los dejó un poco más cerca de los octavos de final de Rusia 2018.

La última fecha del grupo F de la Copa del Mundo se disputará el próximo miércoles, cuando México enfrentará a Suecia y Alemania se medirá con Corea del Sur, en juegos que se desarrollarán en forma simultánea.