Celebran jugadores en cancha del estadio Hidalgo conquista de Pachuca

Una fiesta se vivió en la cancha del estadio Hidalgo, donde jugadores, directivos y sus familias celebraron la conquista de la Liga de Campeones de Concacaf y la calificación de Pachuca al Mundial de...

Una fiesta se vivió en la cancha del estadio Hidalgo, donde jugadores, directivos y sus familias celebraron la conquista de la Liga de Campeones de Concacaf y la calificación de Pachuca al Mundial de Clubes Emiratos Árabes Unidos 2017.

Tras el silbatazo del árbitro y la victoria 1-0 de Tuzos para un marcador global 2-1, el delantero argentino Franco Jara celebró y se abrazó con sus compañeros, con los que brincó y gritó la conquista del certamen.

De inmediato en el centro de la cancha fue colocado el templete para la premiación, donde destacaron Jara con el “Balón de oro”, el portero Alfonso Blanco con el “Guante de oro” e Hirving Lozano como campeón goleador.

Los jugadores de Tigres, cabizbajos y ya sin ningún aficionado que los alentara, fueron aplaudidos y reconocidos por los de Pachuca cuando pasaron por su medalla de segundo lugar, pero de inmediato abandonaron la cancha.

Luego llegó el momento esperado por la afición, que seguía con sus cánticos de apoyo. El experimentado Óscar “Conejo” Pérez y el capitán del equipo, Erick Gutiérrez, recibieron el trofeo, mismo que levantaron para presumir y ahí comenzó la fiesta.

Decenas de familiares y amigos de los jugadores ingresaron a la cancha para felicitar y convivir con los campeones, que dieron la vuelta al estadio para ofrecer el título a la afición, que no dejaba de cantar.

Tras varios minutos, de algunas entrevistas en cancha y con sus playeras de campeones, los jugadores abandonaron la cancha y con poco tiempo para celebrar, pues el Torneo Clausura 2017 sigue en marcha y el título está en la mira del técnico Diego Alonso.