Carlos Mercenario transmite experiencia a generaciones, pero sin vivir del pasado

A Carlos Mercenario aún le quedan muchos recuerdos que platicar y experiencias que transmitir. Aún parece que fue ayer cuando en el Estadio Olímpico de Montjuic en Barcelona, España, vio como el...

A Carlos Mercenario aún le quedan muchos recuerdos que platicar y experiencias que transmitir. Aún parece que fue ayer cuando en el Estadio Olímpico de Montjuic en Barcelona, España, vio como el mexicano entraba de segundo lugar para pasar a la historia de la caminata nacional.

Aquel viernes 7 de agosto de 1992, sigue en la memoria de Carlos Mercenario, quien al retroceder el tiempo su mirada se vuelve otra. Su corazón comienza a latir más fuerte como aquel memorable día.

Esa presea de plata fue la única que México logró en esa justa y con la cual Mercenario salvó la actuación de la delegación nacional.

Han pasado 25 años de ese momento y ahora el andarín mexicano dice que el deporte le ha dado la oportunidad de vivir otros momentos. La presea de plata le cambió su vida y espera que su hijo del mismo nombre tenga la oportunidad de repetir la historia.

“Han pasado muchos años, y aún tengo esa imagen cerca, como si fuera ayer”, aseguró el mexicano, que en 1986 se convirtió en monarca panamericano.

Mientras conversa con Notimex, un puñado de niños no deja de tomarse fotografías con el medallista olímpico, esto con motivo de Día Olímpico, una fecha que para él representa mucho en su carrera deportiva.

“Es grato ver a niños en el deporte. Este tipo de eventos sirven para motivar a los niños a hacer deporte y, porque no, tener a muchos más que nos representen a nivel mundial”, mencionó.

Esto da pauta para hablar del momento que vive el atletismo mexicano y desde luego de lo que se espera para los atletas nacionales en el Campeonato Mundial en Londres, Inglaterra, en agosto.

“Pienso que no pude haber un mejor sinodal que el Campeonato Mundial, es un excelente examen y mi gustaría ver es que aquellos que lograron su plaza, demuestren la calidad y que no se sientan sólo con el mérito de haber calificado”, expresó.

Mercenario asienta que ha llegado el momento en que su disciplina se haga presente en este Mundial, ya que desde siempre la marcha mexicana ha sido protagonista y no conformarse con calificar, “no sólo se puede ir a un mundial a participar, sino a competir e ir a pelear como Eder Sánchez, quien ya fue medallista y Pedro Daniel debe ponerse las pilas”.

Refiere que los atletas ya no se pueden conformar con sólo mantener la beca, sino ir en busca de la gloria como él lo hizo en su momento.

Sentenció que la marcha mexicana adolece de un líder, aunque Guadalupe González, medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Río 2016, ha tratado de tomar esa estafeta.

“Es una figura, desde antes se le vio pelear con las chinas en el Mundial de Roma y en los panamericanos de Toronto lo dejó plasmado”, subrayó.

El exmarchista está consciente del momento que vive su deporte y asegura que no esta lejano el tiempo en que vuelva a resurgir y entonces volver a hablar de México.

De Barcelona 92 a la actualidad, Carlos Mercenario ha tenido varios momentos tanto dentro como fuera del deporte. “He tenido diferentes actividades, casi todos, ligadas al deporte. Algunas veces en la administración pública, algunas en lo privado, pero casi siempre en el deporte”.

Pero de igual manera, mencionó que ha encontrado en las ponencias una manera de dar a conocer su vida en el deporte, “me dedico a dar conferencias de motivación y liderazgo, donde cuentas tu historia, pero sin querer vivir del pasado, sino con más proyectos que recuerdos”.

“Con esto no te pones de ejemplo, sino una manera de ver que los mexicanos podemos triunfar en lo que nos proponemos, se trabajas con dedicación y esfuerzo, pero sobre todo, con planeación se pueden lograr los objetivos”, concluyó.