El capitán y defensa de la selección de Marruecos, Mehdi Benatia, descartó que exista presión por ganar este viernes a Irán en el primer juego de la Copa Mundial Rusia 2018; sin embargo, vaticinó que van por la victoria.

“No hay presión por ganar este juego, pero vamos por el triunfo; somos un equipo joven que sabemos ser serios en situaciones importantes”, expresó.

El defensor de origen francés añadió que en el plantel hay serenidad para el debut mundialista, en donde cada uno de sus compañeros tiene la misma ilusión de estar en la Copa del Mundo, la cual puede ser la última en su carrera deportiva.

Agregó que saltarán a la cancha con la misión de hacer que el pueblo marroquí se sienta orgulloso de su selección y desde luego de cada uno de los jugadores jóvenes, pero con el compromiso de dejar todo en la cancha.

“No sentimos presión, sino el placer de estar aquí. Estamos concentrados a nuestras posibilidades”, destacó el jugador.

Y concluyó que el equipo goza de buen nivel y ha desarrollado un estilo diferente desde la llegada del francés Renard Hervé a la dirección técnica, “creemos en nuestras posibilidades y en nuestras opciones”.