Afición Cruz Azul
Imagen de la afición de Cruz Azul en el estadio. Guillermo González  / NOTIMEX

Golpes y empujones además de palabras altisonantes, son el ingrediente principal en las inmediaciones del estadio Azul al iniciar este martes la venta de boletos para el juego de "ida" de la final entre Cruz Azul y América.

Decenas de personas acamparon a las afueras del estadio en busca de un boleto La falta de organización y los infaltables revendedores provocaron caos en el inmueble de la colonia Nochebuena, donde cientos de aficionados se encuentran formados, unos inclusive desde la víspera, en busca del ansiado boleto.

Decenas de personas acamparon a las afueras del estadio para ser los primeros en ingresar a las taquillas y comprar sus entradas, entre ellos gente con abono, personal de la cementera y aficionados que presentaban como "contraseña" el boleto de la semifinal ante Santos Laguna.

Previo al inicio de la venta todo lucía en orden, pero conforme se acercaba el momento para abrir las taquillas los revendedores comenzaron a meterse en la fila, lo que generó molestia en los aficionados que llevaban horas formados.

Aunque se contaba con la presencia de efectivos de Seguridad Pública cerca de las taquillas, los revendedores se las ingeniaron para colarse y comprar boletos, mientras el cuerpo policial nada podía hacer al respecto.

Los revendedores, sabedores que algunos aficionados necesitaban de la "contraseña" para adquirir sus entradas, vendían los boletos del Cruz Azul-Santos hasta en 400 pesos, mientras que las entradas para el jueves ya las cotizan en más de mil pesos, más del triple de su valor original.

El jueves empieza la venta libre para la vuelta

Luego de 24 años sin disputarse la final entre estos equipos, el "clásico joven" que definirá al campeón del Clausura 2013 ha despertado mucha expectación en la gente, que sueña con ver a su equipo campeón.

Para el partido a disputarse en el estadio Azteca, la directiva comenzó una preventa el lunes, misma que se extenderá hasta el miércoles para personas con membresía del equipo y con una tarjeta bancaria; el jueves comenzará la venta al público en general, y si sobran el domingo se abrirán las taquillas.