El canadiense Mikael Kingsbury cumplió el pronóstico de súperfavorito al trono en esquí estilo libre en los Juegos Olímpicos de Invierno PyeongChang 2018, al imponerse al australiano Matt Graham y al japonés Daichi Hara, quienes se quedaron con la plata y el bronce, respectivamente.

Kingsbury se apoderó de la plata en Sochi 2014 y después fue el dominador supremo de la prueba en el concierto internacional y mundial, por lo cual hoy tenía que plasmar dicho dominio en la pista.

Pero no le fue nada fácil al competidor de 25 años, al definir la victoria y lo más alto del podio en la tercera y última carrera con 86.63 puntos, con un acumulado de 15.26 en tiempo, 17.37 en aire y 54.0 en vueltas.

Matt Graham se llevó la plata con un acumulado de 15.23, 16.44 en aire y 50.9 en vueltas, para 82.57 puntos; mientras que Daichi Hara se quedó con el bronce, con 15.16, 15.73 y 51.3, para un total de 82.19 puntos.