Canadiense John Murtaugh repitió la hazaña ciclista de dos mexicanos

— John Murtaugh es un canadiense retirado cuyos 70 años no le impidieron repetir la hazaña que realizaron dos mexicanos hace casi 60 años: viajar en bicicleta de México a Canadá.Gustavo y Arturo...

— John Murtaugh es un canadiense retirado cuyos 70 años no le impidieron repetir la hazaña que realizaron dos mexicanos hace casi 60 años: viajar en bicicleta de México a Canadá.

Gustavo y Arturo Martínez, con tan sólo 22 y 25 años de edad, viajaron en bicicleta en 1956 de Pachuca, Hidalgo, hasta Toronto, Canadá, con 100 dólares, una muda de ropa y “algo de inglés”. La aventura fue recreada por la cineasta Andrea Martínez Crowther en el documental “Ciclo”.

En una de las proyecciones de este documental en Toronto, como parte de la recaudación de fondos de la asociación caritativa Amistad Canadá, John conoció a Gustavo, quien le dio detalles de la travesía.

“Cuando vi el documental la primera vez no pensé en hacer lo mismo, eso vino meses después”, explicó Murtaugh a Notimex al recrear su “viaje de regreso”.

El pasado 15 de septiembre el canadiense inició el recorrido en bicicleta de cuatro mil kilómetros de Toronto a San Miguel de Allende, Guanajuato, y tituló su misión como “Biciclo”.

Esta vez el viaje no sólo tenía un propósito deportivo o turístico sino recaudar 25 mil dólares para apoyar a la organización CASA, con sede en San Miguel, apoyada por Amistad Canadá para desarrollar programas sociales de educación a jóvenes.

Su suegra y su difunta esposa Elizabeth fueron las fundadoras de Canadienses por CASA en San Miguel de Allende, Guanajuato, desde donde impulsaban proyectos de educación para jóvenes.

“Ahora me tocó a mí contribuir a esta noble causa a mi manera, recorriendo cuatro mil kilómetros en bicicleta durante 44 días”, agregó el canadiense, quien trabajó como vendedor de seguros, pero siempre mantuvo su labor altruista –ahora trabaja con un grupo de canadienses para patrocinar a una familia de refugiados sirios.

“El viaje de los hermanos Martínez fue muy diferente al mío ya que ellos viajaron en una época que no había celulares ni GPS”, reflexiona John mientras observa el video producido por Notimex sobre el recorrido de los mexicanos.

“Yo ya conocía México y ellos no. Sé que uno de ellos hablaba algo de inglés y yo entiendo español. Creo que la de ellos fue una gran hazaña, pues hicieron un largo viaje sin conocer Canadá”, agregó John, quien visitó México por primera vez a los 19 años y a lo largo de su vida estuvo en varias ciudades mexicanas.

“Aunque viajé en bicicleta solo, llevaba mi celular, GPS, tarjetas de crédito, en fin, llevaba más comodidades que los hermanos Martínez”, dijo el viajero, aunque recordó que el GPS no siempre funciona, pues en un tramo estadounidense la aplicación lo llevó hasta un bosque. “Tenía que haber llevado una brújula ...big mistake... pero sólo seguí el sol y retomé mi camino”.

Murtaugh realizó paradas en ciudades similares a las que hicieron los Martínez: “Tengo una foto en el mismo arco donde ellos se tomaron la suya”.

En su recorrido, del 15 de septiembre al 29 de octubre de 2015, John fue recibido por funcionarios canadienses y mexicanos. El consulado de México en McAllen le otorgó un reconocimiento por su labor altruista en favor de la juventud mexicana.

Recordó que en Monterrey (Nuevo León) y Reynosa (Tamaulipas) lo recibieron con banda musical, lo hospedaron en un lujoso hotel y lo acompañó por un tramo un club de bicicleteros.

Asimismo, fue entrevistado por medios locales y una televisora nacional a quienes explicó que su viaje estaba inspirado en el recorrido de los mexicanos Gustavo y Arturo.

A su llegada a San Miguel de Allende John fue recibido por residentes de la Colonia Santa Julia, donde se encuentra la sede de CASA. Los niños habían elaborado banderas canadienses para recibirlo.

John cumplió su misión. Logró recaudar poco más de los 25 mil dólares los cuales fueron destinados para cubrir tres salarios por un año, uno para la escuela de parteras, otro para la biblioteca y el tercero para el proyecto de apoyo a víctimas de violencia.

“Me siento muy contento de haber realizado esta labor y ahora entiendo más a los hermanos Martínez. Este viaje me ha permitido no sólo conocer a más gente en México sino a más mexicanos en Canadá. Es una comunidad que está creciendo”.

John y Gustavo, de 81 años, –Arturo ya falleció— se frecuentan algunas veces para compartir memorias de estos viajes únicos.

Junto con las fotos de esta travesía trinacional John Murtaugh conserva en su cocina tequila, sotol y salsas que se trajo de México. Se dijo enamorado de la comida mexicana, del chile, las tortillas y los fríjoles.

A sus 70 años y con una tormenta de hielo y nieve a la ventana de su casa, John confiesa que le gustaría regresar a México muy pronto.