Los e-Sports siguen en busca del reconocimiento deportivo mundial del que goza cualquier disciplina, bajo el estandarte de contribuir a mejorar la agilidad mental y la promesa de congregar a grandes masas y están cerca de lograr su objetivo.

En el foro del Sports Anti-Piracy Summit 2019 en la Ciudad de México, Raúl Fernández, gerente en Latinoamérica de RIOT, compañía que desarrolla videojuegos, y el jugador profesional mexicano Rodrigo Ulibarri aprovecharon para mostrar los pilares de esta disciplina, así como las similitudes que tiene con los deportes convencionales.

“Requiere un cierto grado de destreza, de coordinación, de práctica que no se logran de manera casual, las competencias son demandantes, que si bien no son tan explosivas como las competencias físicas tienen un desgaste mental superior al de un atleta convencional”, comentó Raúl Fernández.

A partir de los 2000 los videojuegos comenzaron a tomar mayor relevancia en cuanto a competencias se refiere, casi 20 años después se encuentran en auge total, tanto así que en México ha sido creada la Federación Nacional de e-Sports con la encomienda de impulsar esa disciplina en el país.

Alrededor del mundo se organizan torneos de diferentes videojuegos, en México contamos con Rodrigo Ulbarri, quien es el campeón nacional de FIFA, juego de fútbol desarrollado por la compañía norteamericana EA SPORTS y que es de los más populares en el orbe.

“Empecé jugando en consola, para mi, que también practiqué fútbol semiprofesionalmente, es más exigente los e-Sports, antes sólo entrenaba dos horas y acá para mantenerme en forma debo entrenar entre cinco y siete horas en línea para seguir en forma”, comentó Ulbarri.

Actualmente se congregan miles de personas en estadios de Europa y Asia para presenciar estos campeonatos, latitudes donde los e-Sports han cobrado gran relevancia, por su parte en Latinoamérica países como Chile y Brasil son punta de lanza en esta novel disciplina que espera alcanzar alturas similares en México en los próximos años.