La atleta mexicana Brenda Flores tomará el Medio Maratón de Guadalajara como parte de su preparación hacia su objetivo principal de este año que son los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018.

La olímpica en Río 2016 destacó la carrera tapatía, que se desarrollará este domingo con salida y meta en la glorieta de La Minerva, la cual le ayudará mucho en su preparación antes de meterse a pista.

“Es una prueba de preparación, estamos cerrando la temporada de volumen, de incremento, de cargas, es un buen evento, de buen nivel, me gustó la organización, todo lo que se está presentando y es muy atractivo, no me podía perder esta oportunidad de estar aquí”, dijo a Notimex.

La especialista en carreras de 5 y 10 mil metros libres y además medallista de oro en Centroamericanos Veracruz 2014 y Panamericanos Toronto 2015, resaltó los beneficios que le traerá estar mañana en el 21K Electrolit GDL 2018.

“Me ayudará a controlar los ritmos de un Medio Maratón, es fuerte, es de resistencia, también a controlar la velocidad, hay que soportar estos ritmos, es un buen entrenamiento, me va a dejar mucha capacidad aeróbica y mis piernas muy fuertes para después entrar de lleno a la pista”.

Remarcó: “El objetivo es el cinco mil y 10 mil metros en Barranquilla, es la meta que tengo para este año y en este Medio Maratón de Guadalajara es un buen momento de checar la forma deportiva, ver qué se está haciendo bien y qué falta por mejorar, es un buen test para ver qué se tiene que hacer en los siguientes meses”.

Con campamentos en México y Estados Unidos, Flores aseguró que el Medio Maratón de mañana será la competición más importante que tendrá antes de enfocarse meramente en la pista para practicar su especialidad.

“Este es el más importante en cuanto a mi preparación, después habrá una o dos competencias en Estados Unidos y luego ya meterme de lleno a la pista que es mi especialidad”.

Hay camino por recorrer y el sueño de estar en sus segundos Juegos Olímpicos, en Tokio 2020, tras su debut en Río 2016, pasa por comenzar este ciclo olímpico en tierras tapatías.

“La meta está fija en Tokio, un mayor reto, ya no es solamente ir a participar, ya es otro objetivo, otros planteamientos, ya es otra perspectiva, hay más madurez, siempre con la ilusión, energía de buscar unos Juegos Olímpicos y representar a tu país es un orgullo”.

Finalmente del aprendizaje que le dejó Río 2016 expuso que “el trabajo duro siempre tiene que estar presente, la clave del éxito es ser constante día a día y siempre con la idea de superarse, si hiciste bien el entrenamiento de ayer el de hoy tiene que ser mejor, siempre se tiene que dar el cien por ciento o más”.