Boxeadores olímpicos de Río 2016 mantienen invicto en profesionalismo

El talento que mostraron los boxeadores mexicanos que disputaron los Juegos Olímpicos de Río 2016 quedó de manifiesto a nivel profesional, pues todos ya debutaron y mantuvieron su paso invicto...

El talento que mostraron los boxeadores mexicanos que disputaron los Juegos Olímpicos de Río 2016 quedó de manifiesto a nivel profesional, pues todos ya debutaron y mantuvieron su paso invicto.

Misael Rodríguez, medallista de bronce en Río 2016, además de Juan Pablo Romero, Elías Emigdio, Lindolfo Delgado y Raúl Curiel, siguieron este año los pasos de Joselito Velázquez, quien se presentó en el boxeo de paga en diciembre de 2016.

El que más actividad tuvo fue “Chino” Rodríguez, quien de la mano de su manejador Abner Mares disputó seis peleas, la primera en abril ante Brian True; peleó cuatro veces en Estados Unidos, dos en Chihuahua y suma tres nocauts.

Otro de los pugilistas a seguir es el bicampeón panamericano Joselito Velázquez, quien firmó con “Zanfer”. Tras convertirse en profesional en diciembre de 2016, tuvo cuatro peleas este año y en las cinco ha ganado por la vía del nocaut.

Eduardo Casimiro, Diego Guerrero, Rogelio Armenta, Erick Zamora y Armando Vásquez han sido las víctimas de Joselito, quien tuvo su primera pelea en Estados Unidos el 9 de diciembre, cuando se presentó en Las Vegas, confiado de que paso a paso llegará a sus objetivos.

“Hay que trabajar pelea tras pelea, ir aprendiendo y es lo que estamos haciendo, sin prisas, sabemos que entre más peleemos más pronto llegaremos a esa meta”, dijo el pugilista, quien tiene contacto con sus compañeros olímpicos, sobre todo con Misael, Lindolfo y Raúl, que también entrenan en California, Estados Unidos.

Otros que tuvieron cinco peleas este año fueron Juan Pablo “Pivi” Romero y Elías “Tigre de Zitlala” Emigdio, ambos con “Promociones del Pueblo” y tienen paso invicto en sus nacientes carreras.

El Zócalo de la ciudad de México fue el escenario donde se presentó por primera vez el “Pivi” y así comenzar su carrera, misma que siguió con dos peleas en Zapopan, Jalisco, otra en Ecatepec y cerró el año en Texcoco, ambas en el Estado de México.

Emigdio, por su parte, ha demostrado su calidad en los cuadriláteros, confiado de que él y los olímpicos de Río puede hacer lo mismo que pugilistas que fueron parte de la selección mexicana y después lograron títulos del mundo como Francisco Vargas, Oscar Valdez o Rey Vargas, entre otros.

“Estoy por respeto y para demostrarme a mí mismo que puedo hacer lo propio como algunos excompañeros: Oscar Valdez, el ‘Bandido’, Rey Vargas, vengo con nueva generación de Misael, Juan Pablo, Lindolfo, Joselito, nos toca hacer lo propio”, apuntó.

Quienes tuvieron menos actividad debido a lesiones fueron Lindolfo Delgado y Raúl Curiel, ambos con dos peleas y el mismo número de triunfos. El de Linares, Nuevo León, peleó en abril y julio, y el “Cugar” Curiel en mayo y diciembre, ambos en Estados Unidos.

Con mucha o poca actividad y todos todavía sin conocer la derrota, los seis pugilistas han mostrado hambre de triunfo y calidad sobre el ring, lo que los llevará a conquistar un título del mundo, aseguró Joselito Velázquez.

“Fuimos un equipo maduro boxísticamente hablando, todos son boxeadores muy talentosos, fue un equipo bueno y todos con calidad para ser campeones mundiales, sabemos que tenemos esa calidad”, concluyó.