Los boxeadores Julián “Chicano” Rivera y Sonia Osorio se convirtieron en nuevos campeones nacionales de peso gallo y mosca, de manera respectiva, tras salir vencedores la noche del sábado.

En el pleito estelar en el Salón Villa Flamingos de la ciudad de México, el “Chicano” Rivera destronó a Enrique “Cobrita” Silva por decisión unánime, con idénticas tarjetas de 116-112, para ganar su segundo cetro nacional, luego del mosca.

Fue un choque complicado para ambos pugilistas, parejo desde el inicio. Apoyado por su gente, el del barrio de Tepito lanzó impactos continuos al del San Miguel de Allende, quien respondió con golpes precisos.

Rivera nunca dejó de ir hacia adelante y su oponente de conectarlo, aunque a la “Cobrita” Silva no le alcanzó para dejar el cetro en su primera defensa, pero las puntuaciones debieron ser más cerradas.

Esta fue la tercera victoria en fila del “Chicano”, que mejoró su récord a 16-9-1, tres por la vía rápida, mientras que Silva perdió la segunda de sus últimas tres batallas (9-7, 1 KO).

El otro duelo de título nacional fue por el vacante mosca femenil, donde Sonia Osorio se quedó con el título al imponerse con puntuaciones de 98-93, 97-93 y 97-93 a la oaxaqueña María Goreti, quien se entregó al máximo.

Como es costumbre en pleitos de corte femenil, ambas pugilistas dejaron todo en el ring para dar una de las mejores batallas de la velada, con Sonia como la mejor sobre el ring para salir con el brazo en alto y con el título en su poder.

En otros duelos que presentó “Decisión Dividida”, Jasseth Noriega venció por decisión unánime a Celeste González tras ocho rounds en peso supermosca; y Ariel Bolaños noqueó en dos a Sergio Fabián Jimarez, en la división superpluma.