Sin problemas en la báscula, las boxeadoras Monserrat Alarcón y Arely Muciño se declararon listas para disputar el título mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) el sábado en esta ciudad.

La explanada del Mercado Corona fue el escenario donde los pugilistas de la función “Nunca se rinden” subieron a la romana ante decenas de aficionados que se dieron cita.

Monserrat, quien hará la primera defensa de su cetro, registró peso de 49.800 kilos, uno abajo del límite de la división, mientras que la “Ametralladora” detuvo el fiel de la balanza en 50.800 kilos, listas para la contienda.

Las horas previas a un pesaje suelen ser de las más complicadas para un pugilista, pero las dos mexicanas lucían tranquilas, en condiciones para el combate estelar de la velada que se realizará en el Gimnasio Multiusos del Parque San Rafael.

Repartieron autógrafos, se tomaron fotografías y sonrieron en las entrevistas durante el evento al que acudieron Fernando Ortega, director del Consejo Municipal del Deporte (Comude) Guadalajara; el coordinador de boxeo del Comude, Héctor García; y la titular de la Comisión y Box local, Erika Contreras.

“Ya estoy muy ansiosa, el peso era trámite, estamos al 100, lista y preparada para todo. Hicimos sparring fuerte y venimos a ganar”, aseguró Monserrat, consciente de que marcaría menos peso que su rival.

Arely, por su parte, se mostró lista para retar y destronar a la monarca, “vamos a disfrutarlo, sé que va a salir bien, aunque será una pelea dura. Las palabras salen sobrando y mañana vamos a dejar todo”.

Para el duelo coestelar de la función, el queretano Uriel Pérez marcó 62.300 kilos y el capitalino Carlos “Torito” Jiménez lo hizo en 62.800 kilos, en condiciones para el duelo a 10 rounds en la división superligero.

También estará Yareli “Chololita” Larios, quien registró 59.000 kilos, lista para enfrentar a Karla Parra (60.200) en su pleito a ocho giros en la división de los superplumas.