Eduardo “Rocky” Hernández recibió el cinturón que lo acredita como nuevo campeón Internacional del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en el peso superpluma, el cual consiguió el pasado sábado al derrotar a Víctor Terrazas.

De las manos del profesor Víctor Cota León, el “Niño de los Puños Asesinos” recibió el cinto que lo acredita como monarca de esta división, durante los “Martes de Café”.

“Ésta ha sido la mejor pelea de mi corta carrera; derrotar al “Vikingo“ es el sentimiento más importante de la vida sabía que enfrentaba a un gran peleador e hice muchos sacrificios por este sueño y ahí está cumplido, se lo prometí a mis padres”, dijo.

Aceptó que no fue sencilla la pelea que protagonizó con el “Vikingo” Terrazas, pero que pese a su juventud logró salir adelante ante un rival con un mayor recorrido.

“El “Vikingo“ es un gran peleador, lo admiro como profesional y como persona, creo que los dos nos comportamos a la altura y dejamos todo para cuando estuviéramos solos arriba del ring; muchas personas juraban que me iban a ganar por la experiencia pero no fue así“, apuntó.

Así mismo, el joven pugilista destacó que le gustaría pelear en peso pluma, algo que analizará y llevará a cabo siempre y cuando no afecte en nada su salud.

“Me gustaría ver la probabilidad de bajar a peso pluma, quiero hacerme estudios para bajar y no sacrificar mucho, que no se ponga en riesgo mi salud, esto es el trabajo de nueve años y aquí está este cinturón que es para mis padres y mis hermanos“, sentenció.