Un título del mundo y la residencia en Estados Unidos es lo que persigue el boxeador mexicano Ray Beltrán, sueños que buscará cumplir el viernes, cuando enfrente a Paulus Moses en la pelea más importante de su carrera.

Ambos pugilistas estelarizarán la velada que se realizará en el Grand Sierra Resort en Reno, Nevada, con el oriundo de Los Mochis en busca de dar un paso rumbo a la ansiada “Green card” y por el título vacante de peso ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

“Esta es la pelea más importante de mi carrera, donde finalmente tengo la oportunidad de hacer realidad dos de mis sueños en una noche. El primero es ser campeón mundial y el segundo, en convertirme en residente permanente de los Estados Unidos”, dijo.

Previo al combate del viernes ante el africano, Beltrán dejó en claro que es uno de los peso ligero más peligrosos del mundo, lo que tratará de demostrar.

"Prometo dar un gran espectáculo para todos los fanáticos y mostrarle al mundo por qué soy el peso ligero más peligroso del mundo. Traigo conmigo 18 años de experiencia en el ring, mi sangre y sudor de 42 peleas que he batallado para llegar a este punto”, dijo.

Con récord profesional de 34-7-1, 21 por la vía rápida, Beltrán requiere de la victoria para ser considerado bajo la categoría de “Habilidad Extraordinaria como Boxeador Profesional (EB-1) Categoría de Primera Preferencia basada en el Empleo”.

“Ningún hombre me negará mis sueños. Este viernes, el mismo Moses no podrá salvar a Moses”, aseguró el pugilista mexicano, quien hizo sparring en diversas ocasiones con el filipino Manny Pacquiao y que ha ganado por nocaut cuatro de sus últimas cinco peleas.

El africano (40-3, 25 KOs), quien fue monarca mundial AMB en 2009, se mostró confiado de quedarse con el título mundial en su primera pelea en Estados Unidos.

“Soy jefe de policía en mi país y trato con tipos rudos todo el tiempo. Beltrán no será diferente. Él es un peleador experimentado que se ha enfrentado a muchos buenos oponentes, pero yo estoy aquí para ganar y llevarme el título a casa conmigo”, sostuvo.