El boxeador mexicano Antonio Morán se declaró en condiciones para buscar el título Internacional ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), este sábado ante el invicto estadounidense Devin Haney.

“Toño” Morán y “The Dream” Haney cumplieron en la báscula y están listos para verse las caras en el MGM National Harbor de Oxon Hill, en Maryland, Estados Unidos, donde el segundo saldrá como amplio favorito y el mexicano por la sorpresa.

Morán (25-3, 17 KOs) superó sin problemas la báscula al marcar 134 libras, una abajo del límite de la división, mientras que el monarca estadounidense Haney (21-0, 13 KOs) registró 134.8, en condiciones para exponer su corona.

“Ya más tranquilos, cumplimos bien con el peso, dimos 130 libras y estamos comiendo bien, solo un poquito más que los demás días, hoy solo nos queda caminar un poco para hacer la digestión, que se baje la comida, una cena ligera y a descasar para el gran día”, comentó.

El pugilista, quien estuvo acompañado del CEO de Producciones Deportivas, Ricardo Maldonado Jr, y de su mánager, el cubano Miguel Baro, destacó la diferencia de estaturas que le favorece, lo que espera aprovechar.

“Veo que hay una pequeña diferencia, como unos seis centímetros de estatura más para nosotros, sí lo vi trabajado, pero no lo veo tan fuerte o más que yo, quiere hacer muchas cosas como (Floyd) Mayweather, pero eso no nos preocupa, ya estamos aquí y ahora a ganar”, dijo.

Para el duelo coestelar y que será por los títulos de peso superligero del CMB y de la AMB, la estadounidense Jessica McCaskill se declaró lista para medirse a la argentina Anahí Sánchez.

McCaskill (6-2, 3 KOs) registró 138.8 libras para la que será la primera defensa de su cetro mundial del CMB, mientras que Sánchez marcó 138 libras.

-Fin de nota.-