El boxeador mexicano Ramón “Inocente” Álvarez sabe que la oportunidad de disputar un título del mundo podría estar a solo una victoria, de ahí la importancia de superar este sábado a Jorge Páez Jr.

El “Inocente” y el “Maromerito” se medirán a diez asaltos en la división superwelter, en el choque estelar de la velada que se realizará en el Gimnasio de Usos Múltiples del Parque San Rafael, en Guadalajara, Jalisco.

“Desde que le gané a (Johnny) Navarrete descansé nada más una semana y regresé al gimnasio, siempre me he mantenido en forma porque mi deseo de pelear por un campeonato mundial es muy grande y sé que puede llegar en cualquier momento”, comentó.

Con récord profesional de 25-6-3, 16 por la vía del nocaut, el hermano de Saúl “Canelo” Álvarez dejó en claro que tiene aprecio por el “Maromerito” (40-10-2, 24 KO's), aunque arriba del ring las cosas son diferentes.

“Conozco muy bien a Jorge, es una gran persona y lo respeto, pero eso es solamente abajo del ring, cuando suene la campana saldré a ganar a como dé lugar y a responder al tú por tú a los ataques de Jorge, lo importante es que brindemos una gran pelea”, declaró.

De su regreso al mismo lugar donde peleó con Navarrete en diciembre pasado, se mostró satisfecho, pues el apoyo de la gente tapatía es un extra para pelear en casa.

“La pelea contra Navarrete la hicimos ahí mismo y la gente respondió muy bien, la verdad me motiva mucho pelear enfrente de mi público y siempre he sido muy agradecido por su apoyo, esta vez tampoco les quedaré mal”, finalizó.