El equipo de futbol americano Borregos Salvajes del ITESM Campus Guadalajara, dijo adiós a la temporada 2017 de la Conferencia Premier sin conocer la victoria, situación que les deberá servir de aprendizaje para el siguiente torneo.

Pese a lo amargo de esta condición, el head coach Enrique Villanueva señaló que esta pésima temporada deberá servirles como experiencia para rectificar todos los errores cometidos, y mejorar en las virtudes, las cuales, pese a todo, son muchas.

"El equipo padeció muchas situaciones a lo largo de la temporada, pero sin ninguna excusa, fue una amarga experiencia que nos debe servir para mejorar en el 2018 y tener mejores perspectivas de triunfo", aseveró el entrenador en jefe.

La última derrota de los "lanudos" tapatíos en esta temporada fue a costa de su hermano de institución, Borregos Salvajes Campus Ciudad de México, que llegó a esta Perla de Occidente a imponer condiciones para llevarse el triunfo.

Borregos México, pese a su condición de visitante, fue el que dominó la mayor parte del partido, para concluir con marcador de 44 a 21 a su favor y dejar a los tapatíos en el fondo de la tabla general de Conadeip.

De entre las pocas cosas buenas que pasaron en ese último juego del 2017, fue el hecho de despedir a varios jugadores que culminaron su elegibilidad, y a los que se les agradeció por su esfuerzo, entrega y dedicación en pro de Borregos Guadalajara.

"Pese al amargo sabor de boca, los jugadores deben sentirse orgullosos por todo el sacrificio y lucha que tuvieron a lo largo de la temporada. Se debe aprender de los errores para poder mejorar a futuro", señaló el entrenador.