Benjamín Galindo
Imagen de archivo de Benjamín Galindo, técnico de las Chivas. Luis Fernando Moreno / NOTIMEX

El fracaso que resultó ser el Torneo Clausura 2013 para Guadalajara obliga a su técnico, Benjamín Galindo, a pensar ya en la siguiente temporada, para la cual advirtió que será duro en la elección de los refuerzos, pero sobre todo para evaluar a los jugadores que serán baja.

"No se trata de tocarte el corazón, yo creo que cada uno de los integrantes del plantel sabe cómo fue su comportamiento fuera y dentro de la cancha y de ahí que tengan la posibilidad (de emigrar)".

No es tanto quién te guste o no te guste Señaló que, además, será muy importante que lleguen refuerzos de calidad, lo cual le podría permitir armar un equipo más sólido que retome el protagonismo que han perdido.

"Debemos hacer un buen armado para ver realmente a la gente que nos pueda ayudar, por supuesto que tenemos que traer gente, no puedo decir exactamente si pueden ser cuatro o cinco, porque a lo mejor son dos o tres y punto, pero lo que tenemos que traer sí lo vamos a hacer", dijo.

Aseguró que armará al equipo de acuerdo con las necesidades que tengan, "no es tanto quién te guste o no te guste, sino ver quién puede servirle al equipo".

"Habrá la posibilidad de traer algunos jugadores de los que uno habla y otros no, pero sí primero tenemos que tener nuevos jugadores, para posteriormente darle salida a los que se van. Dentro del plan que tenemos ya pactado con la directiva y con Jorge, es algo que ya tenemos ahí bien planeado", explicó.

Asimismo, dejó en claro que la idea es seguir dándole la oportunidad a la gente surgida de la cantera, ya que eso le podría permitir tener un plantel vasto, con muchos deseos de trascender y que eleven el nivel de la lucha interna.

"Queremos armar un '22' que sea fuerte, que exista competencia dentro del plantel para que sean mejores, y si en el plantel que pueda tener yo se pueden incrustar algunos jóvenes, serán bienvenidos, pero de entrada deseamos un equipo muy fuerte", sentenció.