El base novato de Los Ángeles Lakers Lonzo Ball viajará con el equipo para la gira que tendrán de cinco partidos como visitantes en la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA, por sus siglas en inglés), aunque su participación está en duda debido a una lesión en la rodilla izquierda.

Ball se lastimó el pasado 13 de enero en la victoria de su equipo 107-101 frente a los Mavericks de Dallas, y desde entonces el jugador de primer año se ha perdido los últimos cuatro enfrentamientos, en los que acumulan dos victorias y dos derrotas.

"Recibiré la llamada del equipo de entrenamiento cuando él esté listo para entrenar y jugar, pero no creo que esté pronto de vuelta. No lo he visto realizar trabajo en la duela, pero están evaluándolo día con día para saber cuando se sienta mejor de la rodilla", expuso el entrenador del equipo, Luke Walton, para la página oficial de la NBA.

El jugador de 20 años de edad no jugará ante los Celtics de Boston este martes, y el equipo le realizará pruebas diarias para evaluar si estará listo para disputar alguno de los partidos como visitantes que tendrán los Lakers entre el 26 de enero y el 4 de febrero.

Pese a las críticas durante su año como novato, el nacido en California lidera a su equipo en rebotes y asistencias en lo que va de la temporada, además de promediar 10.2 puntos por partido en los 36 juegos que ha disputado esta temporada.