El Barcelona salió vivo del estadio Mestalla luego de vencer al local Valencia por 3-2, sin embargo la polémica estuvo presente y sufrió la dolora baja de su capitán Andrés Iniesta, quien podría perderse el resto del año.

Los culés una vez más se agarraron de su figura Lionel Messi para quedarse con el apretado triunfo gracias a dos goles de “La Pulga”, el primero que abrió el marcador y el tercero de penal en el último minuto que significó la victoria.

Antes de que las redes se movieran, Iniesta vio como Enzo Pérez se le barrió para quitarle el balón y en el contacto el jugador blaugrana se llevó la peor parte. Los primeros reportes médicos indican que tiene una lesión parcial del ligamento lateral externo y de la cápsula posterior de la rodilla derecha, que podría dejarlo fuera de las canchas lo que resta del 2016.

Al minuto 22, el argentino Messi colocó el 1-0 precedido de un fuera de juego del uruguayo Luis Suárez, lo que causó la molestia del conjunto “naranjero”, que mostró determinación por encima del futbol que podía desplegar en ese momento.

En el segundo lapso, el Valencia se despabiló, el técnico italiano Cesare Prandelli fue más atrevido, ingresó al atacante Munir El Haddadi en lugar del defensa Martín Montoya, ambos exbarcelonistas, y fue el primero el encargado de empatar 1-1, al minuto 52, con disparo bien colocado, eso sí no celebró por respeto.

Más tarde, al 56, Rodrigo Moreno sí soltó la carrera en su festejo al marcar el 2-1 favorable al Valencia, que atravesaba el mejor momento del encuentro hasta que Messi y Suárez volvieron a aparecer para dejar las cosas en claro.

Luis Suárez, al62, emparejó las acciones 2-2 con disparo cruzado después de un atajadón del portero brasileño Diego Alves, quien en el último suspiro, a pesar de ser un experto ataja penales, se quedó a centímetros de frenar el disparo de Messi, que valió para el 3-2, al minuto 90+4.

Durante el choque se reclamó una expulsión de doble tarjeta amarilla para el culé Sergio Busquets y un penal del francés Samuel Umititi sobre el propio valenciano Rodrigo, pero ya nada modificó el resultado.

De este modo, Barcelona se colocó líder momentáneo de la Liga de España, tras nueve jornadas, con 19 unidades, a falta de que este domingo entren en acción Atlético de Madrid y Real Madrid, ambos con 18 puntos. Valencia permaneció con nueve y la zona de descenso sigue cerca.