"Bandido" Vargas sacrifica fiestas y solo piensa en defender título

A menos de un mes de un compromiso tan importante, el boxeador Francisco “Bandido” Vargas tuvo que sacrificar las fiestas de fin de año, pues quiere seguir como campeón superpluma del Consejo Mundial...

A menos de un mes de un compromiso tan importante, el boxeador Francisco “Bandido” Vargas tuvo que sacrificar las fiestas de fin de año, pues quiere seguir como campeón superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Carrera por la mañana y sparring en las tardes, lo que alterna algunas veces con una sesión más ligera, son el pan de cada día para el “Bandido”, quien realizará la segunda exposición de su cetro el 28 de enero contra el también mexicano Miguel “Alacrán” Berchelt, en Indio, California.

“Sacrificamos muchas convivencias con la familia, la comida, estamos comiendo limpio, comida de dieta, tomando agua, no hay festejos, no hay fiestas, solo entrenar, comer y descansar”, dijo el pugilista en entrevista con Notimex en el "Gym Trebol Box”, en Ciudad Azteca, Estado de México.

Luego de ganar dos años seguidos el reconocimiento a Pelea del año, en 2015 cuando destronó al japonés Takashi Miura y en 2016 tras su empate con Orlando “Siri” Salido, Vargas realiza una fuerte preparación en diversos lugares.

Las carreras las realiza en sitios como el Bosque de Aragón, Desierto de los Leones o Parque Nacional del Tepeyac, el trabajo de gimnasio en Ciudad Azteca y el sparring en diversos escenarios, con gente que tiene experiencia y el estilo del “Alacrán”.

“Estamos en etapa de sparring, trabajo fuerte, trabajando con gente de nivel, que tiene experiencia”, dijo Francisco, quien la semana anterior lo hizo con el clasificado número uno en peso ligero del CMB, Dante “Crazy” Jardón.

Vargas, quien el pasado 25 de diciembre cumplió 32 años de edad, sabe que el trabajo que realiza con su entrenador Guillermo Becerril será determinante para la pelea con Berchelt, monarca interino de la OMB, y quien está ante una gran oportunidad en su carrera.

“Es un muchacho que es alto, que trabaja bien su distancia, también se sabe fajar, creo que en este nivel no hay rivales fáciles, rivales a modo, es una pelea de campeonato, sé que viene con todo y estamos haciendo la preparación para hacerle frente como debe de ser”, comentó.

A menos de un mes de la pelea y con cuatro kilos arriba del límite de la división, el “Bandido” seguirá con su preparación en la ciudad de México y en el Estado de México, consciente de que hay planes para hacer tres peleas este año y quizá unificar con otros monarcas, pero ahora concentrado totalmente en el “Alacrán” Berchelt.