Ayuda y motivación hacen que “Pivi” Romero luzca menos presionado

Su invicto en nueve peleas y su segunda oportunidad como estelarista en la Arena Coliseo, mantienen tranquilo al boxeador Juan Pablo Romero, quien lejos de presionarse se motiva, pues está rodeado de...

Su invicto en nueve peleas y su segunda oportunidad como estelarista en la Arena Coliseo, mantienen tranquilo al boxeador Juan Pablo Romero, quien lejos de presionarse se motiva, pues está rodeado de un equipo de profesionales que lo respaldan.

El olímpico en Río 2016 enfrentará el sábado al venezolano Néstor “Cacique” Armas en el pleito estelar de la velada, el mexicano en busca del triunfo que lo acerque a una oportunidad titular.

“Es menos presión teniendo un buen equipo de trabajo que hace bien las cosas, subes al ring con esa seguridad de que llegaste bien preparado, con mejores armas para ganar, a veces no se garantiza una victoria, pero con buen equipo de trabajo subes con mayores posibilidades de ganar”, dijo.

A dos días de su primera pelea del año, el “Pivi” Romero añadió que su amor por el boxeo es fundamental para lograr buenos resultados, aunque todo se complementa con las personas que lo ayudan.

“He trabajado duro, no lo hago yo solo, yo pongo las ganas, amo el boxeo. pero las personas que tengo son preparadas, entrenadores certificados, mi psicóloga, todo es una botella que se va llenando de buenas acciones y buenos resultados que se van reflejando en el ring”, comentó.

Y aunque él y su equipo deben ir de la mano en busca de los mismos objetivos, aseveró que marchar con paso invicto en el profesionalismo es “un plus más de seguridad, indica que las cosas van por buen camino”.

Satisfecho con la preparación física realizada y en espera de subir a la báscula, reconoció que hay aspectos técnicos en los cuales deberá mejorar, y añadió que por el momento no hay planes de dejar la división de los superligeros.

“Me sienta bien el peso, no me cuesta mucho trabajo en la adaptación para el día de la pelea, llego bien, es el peso ideal ahorita, quizá después pueda cambiar de división, y en espera de que pueda hacer al menos cuatro peleas en el año.