El triunfo ante Ciudad Juárez fortaleció al Atlante, pero más allá del resultado, adquirió varias enseñanzas que le servirán para encarar de la mejor manera la liguilla, afirmó el medio volante Ezequiel Gonzalo Esperón.

En entrevista, luego de terminar el entrenamiento, el jugador atlantista afirmó que el encuentro contra Ciudad Juárez era un partido que el plantel necesitaba luego de dos derrotas consecutivas.

“El duelo nos dejó varias lecciones, pues supimos manejar el partido, pese a la presión de jugar de visitante, de enfrentar al líder y logramos superar las adversidades que se presentaron”, añadió.

Sostuvo que Atlante hizo un gran partido contra y cada uno puso su granito de arena para lograr el triunfo, además de que le quitamos el invicto en su casa a un gran equipo y eso tiene muy contento al plantel.

“También nos ayudó para medirnos como equipo, nos sirve de mucho y nos ubica en nuestra realidad, para saber de qué estamos hechos”, enfatizó.

Respecto a que si el juego contra Ciudad Juárez fue como una “final adelantada”, el volante de contención señaló que Atlante enfrenta cada partido como si fuera por el título.

Esperón reconoció que es muy probable volver a enfrentar a Bravos en la liguilla, podría darse nuevamente un encuentro muy atractivo, con la diferencia que sería a visita recíproca.

“Atlante quiere terminar entre los primeros de la tabla general, para tener ventajas en la liguilla y pelear por el título, que es el objetivo principal”, finalizó Ezequiel Gonzalo Esperón.

Atlante recibirá este viernes a los Potros de la Universidad Autónoma del Estado de México.