Las arqueras mexicanas Linda Ochoa y Brenda Merino priorizaron los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018 como la justa de relevancia para la modalidad de arco compuesto y aceptaron que el reto será vencer a Colombia.

La jalisciense y mundialista en México 2017, Linda Ochoa mencionó que las arqueras seleccionadas para el concurso centro-caribeño gozan de nivel, sin importar las que se ganen su lugar debido a que el arco compuesto se ha desarrollado en todo el país.

“La meta del equipo que quede es ganar en los Centroamericanos. Todos, tanto hombres como mujeres, estamos con ese objetivo de ganar”, expresó.

Mientras que la hidalguense Brenda Merino sostuvo que en Barranquilla se debe mejorar la actuación que tuvo en los Juegos Centroamericanos de Veracruz 2014, tanto en lo colectivo como en lo personal, para estar encaminados a Lima 2019.

"Hace cuatro años obtuve bronce individual y por equipos, mi meta es mejorar esos resultados, sería lo ideal", consideró la competidora que en el Nacional de Exteriores ocupa el segundo escalón.

Ochoa tiene en puerta el Mundial Bajo Techo de Yankton, Estados Unidos del 14 al 19 de febrero y varias Copas del Mundo en exteriores, mientras que Merino todo el proceso para la Universiada.