El silbante mexicano César Arturo Ramos tuvo una buena actuación en el partido entre las selecciones de Polonia y Japón del Grupo H de la Copa Mundial de Rusia 2018 disputado en el Arena Kazán.

El silbante estuvo acertado en sus decisiones y de ninguna manera influyó en el resultado en esta que fue su segunda intervención en la justa mundialista, luego de dirigir en el encuentro de debut entre los representativos de Brasil y Suiza que terminó 1-1.

En el duelo entre brasileños y suizos, el gafete internacional mexicano tuvo algunas fallas, que incluso propiciaron el reclamo de la Confederación Brasileña de Futbol (CBF) sobre todo por el tanto el cuadro europeo que al parecer se da precedido de una falta.

Sin embargo, en el duelo protagonizado por colombianos y polacos estuvo mejor parado en el terreno de juego y bien apoyado en las bandas por sus auxiliares Marvin Torrentera y Miguel Hernández, sobre todo en el tanto de Radamel Falcao, quien parecía estar adelantado.

Todo salió bien a la tripleta arbitral en este cotejo que se llevó el cuadro sudamericano por marcador de 3-0, ya que no tuvo que recurrir al VAR por alguna jugada polémica, además de que solo amonestó a los polacos Jad Bednarek y Jacek Goralski.