Aplican fuertes medidas de seguridad para duelo América-Cruz Azul en el Azteca

Luego que la semana anterior se suscitó un lamentable hecho de violencia en el estadio Luis "Pirata" Fuente, la seguridad en el Azteca para el partido entre América y Cruz Azul fue minuciosa, al...

Luego que la semana anterior se suscitó un lamentable hecho de violencia en el estadio Luis "Pirata" Fuente, la seguridad en el Azteca para el partido entre América y Cruz Azul fue minuciosa, al grado que impidieron el acceso a aficionados con el rostro pintado de los colores de su equipo preferido.

La llegada de los seguidores de ambos cuadros fue lenta, pese a la gran rivalidad que existe entre ambos cuadros, la gente tardó en hacer acto de presencia en el "Coloso de Santa Ursula".

Los más apasionados que llevan "tatuados" los colores de su equipo en la cara tuvieron que desprenderse de ellos, debido a que los elementos de seguridad no dejaban pasar a nadie con estas características.

Dicha situación los obligó a tener que comprar botellas de agua, las cuales por cierto estaban muy encima de su precio normal, para quitarse la pintura que con tanto esmero pusieron en su rostro.

Asimismo, la revisión en las puertas de ingreso era intensa, nadie pasaba con algún objeto prohibido como cinturones, corta uñas, mochilas o anillos de gran tamaño, casi tan estrictos como los filtros de seguridad en los aeropuertos.

Pese a que en días pasados se informó que los boletos estaban agotados a escasos minutos del inicio del juego la tribuna lucia grandes huecos, sobre todo en la parte alta, así como en la zona más cara, ya que muchos prefirieron ver desde sus casas el ocaso de uno y el renacimiento de otro.