Con una gran actuación de su portero Moisés Muñoz y jugando con 10 hombres desde la primera parte, América remontó una desventaja inicial y luego venció en penales 4-2 a Cruz Azul el domingo por la noche para coronarse campeón del torneo Clausura 2013 mexicano.

Aquivaldo Mosquera había acercado al América con un remate de cabeza al minuto 88 El colombiano Teófilo Gutiérrez adelantó a la "Máquina" en una jugada de contragolpe a los 20 minutos, pero su compatriota Aquivaldo Mosquera decretó la igualdad a los 88 y ya sobre el final del partido, Muñoz fue a rematar de cabeza a los 90 para mandar el partido al alargue.

En los penales, Muñoz le detuvo a Javier Orozco en el primer tiro, Raúl Jiménez marcó por América y Alejandro Castro erró uno más para la "Máquina", que ya no se pudo reponer porque Benítez, el paraguayo Osvaldo Martínez y Miguel Layún convirtieron por las Águilas.

América, que no era campeón desde el Clausura 2005, llegó a 11 cetros en su historia para empatar a Chivas como el equipo más laureado del fútbol mexicano.

Cruz Azul, que había ganado 1-0 en la ida, se quedó cerca de ganar su primer campeonato de liga desde el Invierno 1997. En lugar de eso, la "Máquina" sufrió la octava derrota en un juego de campeonato desde entonces, la quinta en un torneo de liga.

Hace mes y medio, Cruz Azul ganó la Copa MX para romper una sequía de campeonatos, pero en la liga su malaria sigue sin cura.

Fue el tercer enfrentamiento en la historia en una final de liga entre América y Cruz Azul. Ahora la serie va 2-1 en favor de América, que antes había ganado en la final de la temporada 1988-89.

Cruz Azul desaprovechó la superioridad numérica

Desde el arranque del partido, el entrenador de la "Máquina", Guillermo Vázquez le apostó a la defensiva y salió a jugar con cuatro zagueros y cinco volantes, dejando solo en punta al colombiano Teófilo Gutiérrez.

América inició el partido con el control de la pelota pero jugando a máximas revoluciones y eso provocó un error en medio campo y el argentino Christian Giménez le dio un gran pase a Pablo Barrera quien fue derribado por detrás por Jesús Molina y el árbitro Paul Delgadillo le sacó una tarjeta roja al volante azulcrema.

El colombiano Teófilo Gutiérrez había adelantado a la Máquina en la primera mitad Cruz Azul aprovechó el descontrol local y se puso al frente en una jugada de contragolpe en la que Gutiérrez se llevó por velocidad a su compatriota Aquivaldo Mosquera y batió a Muñoz con un tiro rasante que entró pegado a la base del poste derecho de la portería de Moisés Muñoz.

América se reordenó en el campo. El entrenador Miguel Herrera substituyó a Diego Reyes por Miguel Layún y las Águilas generaron un par de jugadas peligrosas, la primera a los 22, cuando el argentino Rubens Sambueza mandó por fuera un disparo a siete metros de distancia de la portería y a los 40, Raúl Jiménez no supo definir un mano a mano frente a Jesús Corona.

En la segunda parte, América tuvo otra llegada de peligro a los 55, cuando el ecuatoriano Christian Benítez sacó un tiro dentro del área que fue rechazado por la zaga celeste, pero Cruz Azul tuvo una más clara a los 57, cuando Gutiérrez cruzó un tiro dentro del área que Muñoz rechazó con muchos problemas.

Moisés Muñoz estuvo en plan grande

Muñoz volvió a realizar una gran atajada a los 61, cuando Pablo Barrera, en jugada de contragolpe por poco anota con disparo rasante pero el guardameta se lanzó correctamente y desvió con mano derecha.

Giménez pudo ampliar el marcador a los 73, cuando entró al área por el costado derecho y sacó un potente disparo que pegó en la base del poste y se fue desviado.

En los minutos finales, América siguió manteniendo posesión del balón pero sin realmente inquietar a Corona hasta que a los 88, cuando Mosquera conectó un remate de cabeza que superó a Corona.

Cuando el partido expiraba vino el remate de Muñoz que fue desviado por Alejandro Castro y la pelota entró para mandar el encuentro al alargue.

El partido se jugó en el estadio Azteca de la capital mexicana ante unos 90.000 aficionados.