El técnico argentino Matías Almeyda dejó en claro que Guadalajara fue superior durante todo el partido al América y que el juego se debió definir en penales porque ellos carecieron de certeza frente al marco rival para definir el juego a su favor desde el primer tiempo,

“Chivas fue superior al rival y podría haber hecho la diferencia sobre todo en el primer tiempo que tuvo ocasiones claras, pero me quedo con el funcionamiento del equipo, más allá que era un clásico, instancias decisivas, nunca resignamos nuestro juego y eso lo valoro, los penales es un tema aparte”, dijo.

Comentó que su escuadra mostró “actitud, energía, unión, sacrificio, ganas de obtener éxito deportivo y humildad, una humildad enorme porque los vemos todos los días y la disposición que tienen es admirable, es aquella que nos están llevando por ese camino”.

“Nos hicimos dueños del partido, cuando América saca al único delantero del partido ahí nos convenimos que podíamos ganar el partido, por eso mantuvimos al calma de desdoblar por fuera, manteniendo el control y presionando al rival”, apuntó.

Cuestionado sobre su sentir por arruinarle nuevamente el centenario al cuadro capitalino, el “Pelado” mencionó que respeta a una institución como la “azulcrema” y que lo único que le interesa es estar con un equipo lleno de jugadores que se entregan en cada partido.

“Soy muy respetuoso de este club, una cantidad grandes de seguidores, no me detengo en eso, estoy muy feliz por lo de Chivas, suena vulgar que yo dirijo solo mexicanos, pero estos mexicanos están demostrando tener lo que los boxeadores mexicanos tiene, sigo creyendo en ellos, me dan una seguridad”, sentenció.

Chivas jugará la próxima semana la final de la Copa MX frente a Querétaro, que venció en su semifinal a Toluca, duelo que se llevará a cabo en el estadio La Corregidora.