A cuatro días de que dé inicio el Gran Premio de México 2016, el gobierno de la Ciudad de México encabezó un plan estratégico de movilidad para que los capitalinos, así como los asistentes de otros estados, puedan darse cita en el evento más importante a nivel mundial del deporte motor.

Rumbo a la carrera que se celebrará del 28 al 30 de octubre en el Autódromo Hermanos Rodríguez, la Secretaria de Movilidad (SEMOVI) anunció que fueron programadas rutas de transporte especial que facilitarán el traslado de los aficionados, con el objetivo de beneficiar la circulación en la zona oriente de la ciudad.

De esta forma los asistentes, que ya cuentan con boleto para el evento, podrán llegar desde “estaciones remotas” hasta el inmueble de la Magdalena Mixiuhca, y podrán disponer de un viaje de regreso, ya que durante la competencia el inmueble no contará con estacionamiento.

Para ello, los espacios que se habilitarán como “estaciones remotas” serán el Hipódromo de las Américas, Auditorio Nacional (lanzadera), Plaza Carso, Expo Santa Fe y el Estadio Azteca.

Más de 200 autobuses brindarán un servicio especial con horarios de 7:00 a 12:00 y 16:00 a 20:00 horas, los cuales tendrán un costo de veinte pesos por viaje.

El transporte tendrá en el Palacio de los Deportes, entre las puertas 4 y 5; Viaducto Río La Piedad, entre las puertas 7 y 8; y Eje 4 Oriente, entre las puertas 12 y 13, como los tres puntos de llegada al Autódromo Hermanos Rodríguez.

Ya en el inmueble, se implementará un transporte perimetral gratuito para acercar a los asistentes a la puerta que les corresponde, el cual contará con 15 camiones y cinco taxis preferentes, estos últimos para personas con discapacidad.