El extremo alemán Leroy Sané superó su lesión en los ligamentos del tobillo izquierdo y realizó el viaje con Manchester City para enfrentar al Basilea de Suiza en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa.

A penas dos semanas después de que Sané saliera de cambio en el duelo frente al Cardiff por FA Cup tras lastimarse, el juvenil alemán se recuperó en un tiempo menor al que el equipo tenía previsto y formará parte de la plantilla que visite el Estadio St Jakob-Park, este martes.

"Estoy sorprendido. Ha trabajado mucho; es un jugador joven pero no esperaba que fuera tan profesional. No está en perfectas condiciones, pero ganó mucho tiempo y quiere ayudar al equipo", declaró el español Josep Guardiola, director técnico del City.

Expresó que no sabe si su equipo está listo para ganar la Champions League, pero tiene mucha confianza en su plantilla y su principal objetivo es superar lo que hicieron la temporada pasada, por lo que alcanzar los cuartos de final es la prioridad para ‘Pep’.

Advirtió a sus jugadores que tendrán dificultades cuando enfrenten al equipo que dirige Raphaël Wicky, "ellos (Basilea) han mostrado buenas actuaciones en la fase de grupos frente a Manchester United y Benfica, es un rival fuerte y bien organizado en defensa".