Alberto del Río buscará "cortar cabezas" en su regreso a la WWE

Contento por su regreso a WWE, el luchador mexicano Alberto del Río aseguró que su objetivo es seguir haciendo historia, pero a corto plazo solo se enfoca en "cortar cabezas" con la Liga de las...

Contento por su regreso a WWE, el luchador mexicano Alberto del Río aseguró que su objetivo es seguir haciendo historia, pero a corto plazo solo se enfoca en "cortar cabezas" con la Liga de las Naciones.

Luego de un problema con un empleado de la empresa, lo que le costó ser despedido en 2014, "El Patrón" volvió a WWE en octubre y de inmediato puso de manifiesto su calidad con la victoria sobre John Cena para arrebatarle el título de Estados Unidos.

Y el trato de sus compañeros a su vuelta a WWE fue "como siempre lo han hecho, fui alguien visto con mucho respeto y sobre todo como un amigo en el roster, hay muchas caras nuevas, gente que no conocía, gente con talento, rostros nuevos", comentó en entrevista con Notimex.

Sabe que no es "monedita de oro" para caerle bien a todos, "debe haber alguien que no esté contento, así es en todos los negocios, cuando llega un elemento nuevo es bien visto por unos y mal visto por otros".

Considerado por él mismo como coleccionista de títulos, los que ha logrado en cualquier empresa donde trabaja, quiere mantenerse en el gusto de la afición y dominar en la empresa junto a sus compañeros de la "Liga de las naciones".

"Simplemente estoy agradecido con la vida y WWE por la posibilidad. Ahora en un nuevo establo con los mejores extranjeros de la empresa, somos un establo con todos los arrestos técnicos y el poderío para conseguir todo en los años por venir".

En esta agrupación se encuentran el mexicano, el irlandés Sheamus, el inglés King Barrett y el búlgaro Rusev, "como reza el dicho, la unión hace la fuerza, decidimos unir el talento y fuerzas, venimos a cortar cabezas como se dice en la cuestión popular".

Y mientras apoya a los jóvenes de la empresa, en particular a los mexicanos y latinos, disfruta a su familia el mayor tiempo posible, "paso 70 por ciento de mi vida en carreteras, en eventos de lucha, el 30 que queda está dedicado a ellos", concluyó.