Aún emocionado luego de presentarse ante su gente, el boxeador Miguel “Alacrán” Berchelt dijo que estaría listo para enfrentar a Miguel “Micky” Román en julio próximo, además de que quiere chocar con los mejores de la división.

“Estamos listos para enfrentarlo a mitad del año”, afirmó el “Alacrán”, quien la noche del sábado venció por nocaut técnico en el tercer asalto al ghanés Maxwell Awuku para defender el cetro superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

“Hay que tomar un descanso, mayormente en las peleas no recibes golpes, lo que cansa es el entrenamiento, creo que a mediados del año se podría dar la pelea, tenemos una pelea muy grande (Canelo-Golovkin) que creo que nos va a quitar un poquito de ‘power’, pero creo que para el mes de julio estaríamos listos”, indicó.

Pero además de un posible pleito con el retador mandatorio del CMB, el “Alacrán” tiene en la mente a los campeones de otros organismos, como el puertorriqueño Alberto Machado o el ucraniano Vasyl Lomachenko, aunque dejó en claro que no por sus cinturones, solo por el hecho de enfrentarlos.

“Son grandes campeones, respeto a todos, pero tengo el cinturón más bonito, los demás no me importan. En esas peleas vienen buenas bolsas, si no fuera por el título no me importaría, yo quiero el nombre nada más”, comentó.

Contento porque cumplió su sueño de pelear como campeón en su natal Cancún, el orgullo de la Región 93 aseguró que puso la “cereza al pastel” con el nocaut al africano.

“Fue como lo soñé este momento, disfruté cada momento de la pelea, me hubiera gustado que hubiera sido más, no aguantó, cerré con broche de oro y puse la cereza del pastel, estoy listo para los grandes nombres”.

Finalmente, señaló que cuando mandó a la lona a su oponente sabía que era el momento de acabarlo, “fui como león sobre su presa, creo que no hay que dejar vivir al boxeador, pues uno lastimado es todavía más peligroso. Me fui encima de él y no lo dejé vivir”.