El técnico de la selección de Japón, Akira Nishino, destacó la entrega de su escuadra para sacar el empate a dos goles ante Senegal en su partido de la fecha dos del Grupo H de la Copa Mundial de Rusia 2018.

"Fue un duelo difícil y siempre sabíamos que iba a ser de esa manera, sabíamos que Senegal era un equipo al que no podríamos vencer fácilmente, pero el equipo estuvo tranquilo después de encajar goles y fue positivo que pudiéramos empatar dos veces”, subrayó.

En entrevista, tras el encuentro contra la escuadra senegalesa, comentó que dada la forma de encarar a un rival, que físicamente es muy fuerte, pudieron salir con el triunfo porque sus dirigidos fueron positivos en la cancha.

“Construimos bien los ataques y jugamos a nuestro propio ritmo, además de que las sustituciones también funcionaron bien, vi muy confiados y positivos a los jugadores; yo mismo pensé que podríamos haber ido por la victoria”, apuntó.

Expresó que su intención era obtener el triunfo en este partido para de esa manera asegurar una posibilidad de estar en la siguiente ronda de la justa mundialista, pero la forma en que se paró su escuadra en el terreno de juego, le augura mejores cosas.

“Realmente quería ganar este cotejo, pero Senegal es un equipo muy fuerte y nos apretó mucho en la marca al momento de ir al ataque, espero que este resultado genere más éxito en nuestro próximo encuentro", sostuvo.