AIBA sigue sin entender las trabas para que boxeadores profesionales estén en Juegos Olímpicos

En un mensaje para todas las promotoras y organismo profesionales, la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA) afirmó que un pugilista con una medalla olímpica valdría mucho más, por lo que...

En un mensaje para todas las promotoras y organismo profesionales, la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA) afirmó que un pugilista con una medalla olímpica valdría mucho más, por lo que sigue sin entender la negativa a dejar participar a los peleadores en Juegos Olímpicos.

La Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA) y la Confederación Americana de Boxeo (AMBC), que preside el argentino Osvaldo Bisbal, lamentó que algunos organismos como el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que comanda el mexicano Mauricio Sulaiman, no respalden a los profesionales para estar en Juegos Olímpicos.

"La incorporación del boxeo profesional tiene las puertas abiertas de la AIBA y no se debe enojar nadie, ninguno", comentó Bisbal durante la sesión que tuvieron dirigentes de la AMBC en las instalaciones del Comité Olímpico Mexicano. El boxeo profesional es un negocio deportivo con leyes deportivas", aseveró.

"Un boxeador con medalla olímpica valdría mucho más, pero por qué el enojo. En Río (2016) fueron pocos profesionales, pero van a ir más. Por qué no abrir las puertas cuando muchos boxeadores profesionales lo piden (estar en Juegos Olímpicos)", agregó el dirigente "pampero".

La AIBA entiende que el pugilista decida cambiar el amateur por el profesionalismo en cualquier momento de su carrera, "el boxeador tiene plena libertad para ir donde él quiera para ir a cualquier organismo profesional".

Descartó que la AIBA quiera quedarse con los boxeadores que forman, pues incluso es imposible mantenerlos ya que en cualquier momento las promotoras de profesionales le pueden triplicar la oferta sin ningún problema y llevárselos.

Explicó el caso del argentino Brian Castaño, que la AIBA lo quiso mantener, " le hicimos la oferta, pero la triplicó Top Rank y está bien y nosotros no nos quejamos de eso, no hacemos ninguna cuestión y vamos por otro boxeador".

En su oportunidad, Ricardo Contreras, presidente de la Federación Mexicana de Boxeo, lamentó que en México se haya amenazado a los boxeadores con una suspensión de dos años en caso de participar en los Juegos Olímpicos Río 2016, cuando pudieron ser opción de una medalla más.

"Nosotros (FMB y AIBA) no amenazamos. Antes de Río convocamos a los profesionales, que tenían la ocasión de aportar para ganar una medalla más para México, pero amenazaron a los boxeadores de suspenderlos dos años si peleaban en una eliminatoria y nosotros no amenazamos", puntualizó.

A estas palabras del dirigente mexicano, Bisbal subrayó que los planes de la AIBA siguen firmes en invitar a boxeadores profesionales para que participen en Juegos Olímpicos.

"Porque alguien nos amenaza nosotros no vamos a irnos para atrás con los programas que hemos creado. Tarde o temprano el boxeador tendrá que elegir y él elegirá donde quiera y nunca cerraremos las puertas. No vamos a irnos con el programa abajo porque una persona nos amenaza, la amenaza corre por cuenta de quien las dice".

Agregó: "OMB y FIB no están en esa política y no queremos molestar a nadie, si un boxeador quiere quedarse en el CMB lo vamos a aplaudir".

En otro tema, Bisbal se dijo sorprendido porque hubo quejas a causa de que el cabezal ya no se utilizó en los pasados Juegos Olímpicos Río 2016, cuando un boxeador profesional de incluso menos edad tampoco pelea sin protección en la cabeza.

"Protestan porque ya no usan el cabezal y resulta que con 19 años de edad en el profesionalismo pelean sin cabezal, no entiendo. Quedó demostrado en un estudio de AIBA que un boxeador con cabezal recibe mucho más golpes, pues con cabezal no les importa protegerse y sin cabezal se protegen mucho más la cara", explicó.

Eso sí, el dirigente de la Confederación Americana de Boxeo reconoció que sin cabezal "sí hay un problema que son las heridas, los cortes, pero no hay diferencias con el profesionalismo".