Luego de haber terminado con tres torneos sin Liguilla, Cruz Azul tiene ahora la meta puesta en conseguir el título en el torneo Clausura 2018 de la Liga MX, al mando ahora del portugués Pedro Caixinha.

Luego de un par de buenos campeonatos bajo la batuta del español Francisco Jémez, quien regresó al equipo a una fiesta grande del futbol mexicano tras seis torneos de ausencia, para 2018 Caixinha tiene alta la vara.

Con la ventaja de ya conocer el futbol mexicano, el timonel luso trabajará muy fuerte para imponer su estilo de juego y tratar de dar resultados lo más pronto posible para evitar que la racha de 20 años sin conseguir un campeonato, siga alargándose.

Para ayudarle a Caixinha a conseguir ese objetivo, en esta ocasión la directiva celeste realizó algunas contrataciones para fortalecer la base que ya se tiene, con el objetivo de “nacionalizar” al equipo.

Ahora apostó por traer refuerzos del balompié nacional y cuentan con experiencia, para ello se hizo de los servicios del volante argentino Walter Montoya, Carlos Fierro, José Madueña y Javier Salas, quienes llegan comprometidos a aportar.

Sin embargo, el ex jugador de Chivas, Carlos Fierro, declaró, luego de su presentación, que aunque viene a aportar su trabajo en el día a día, de ninguna manera son la solución para Cruz Azul ni vienen a hacer cosas diferentes.

“Yo trabajo en equipo y veo por el equipo; ninguno de los que venimos somos la salvación del equipo ni vamos a hacer cosas diferentes a lo que se está haciendo, venimos a aportar y cada partido que me toque, hacerlo de la mejor manera”.

Estas son las caras nuevas en la Máquina Cementera de cara al siguiente campeonato, además de que será raro no ver a su jugador emblema en los últimos años, Christian “Chaco” Giménez, quien regresó a Tuzos de Pachuca.

Como único refuerzo extranjero, en esa ambición por contar con más jugadores mexicanos en el primer equipo, la directiva se hizo de los servicios del argentino Walter Montoya procedente del Sevilla de la Liga española, en un intento por cubrir la salida de Christian “Chaco” Giménez.

Con esta base de jugadores, Pedro caixinha, quien llevó a Santos Laguna a Obtener una Copa MX, la Liga y el Campeón de Campeones, intentará hacer lo propio con Cruz Azul en la Liga MX, y de esa forma terminar con 20 años de sequía de títulos.

“Regresar a una institución tan grande es difícil decir que no, estamos orgullosos de la historia de esta institución y tienes que pensar en ganar la liga, la copa, aunque no es fácil ganar en México, pero esa es la motivación de quien trabaja en un equipo grande”, apuntó en su presentación con el club.