Además de la alegría de que el equipo de León haya llegado a la final del Torneo Clausura 2019 de la Liga MX frente a Tigres de la UANL, esta situación generó otros beneficios a algunos de sus aficionados que aprovecharon la alta demanda de los boletos para obtener ingresos extras.

Las entradas se pusieron a la venta el lunes y solo se tardaron dos horas en agotarse, lo que provocó una gran molestia entre sus seguidores, ya que inclusive unos acusaron de que no se les respetó su condición de abonado para la adquisición de las entradas.

Muchos sí pudieron comprar sus accesos, tres por abono, de diferentes precios, y pese a que la pasión por los “Panzas Verdes” es desbordante, muchos prefirieron sanar sus finanzas con esta final.

Un chofer de taxi contó que cuenta con el abono y que gastó tres mil pesos por seis boletos, y aunque quería ver a su equipo campeón en casa, algo que no sucede desde 1992 cuando vencieron al Puebla, prefirió negociarlos a tres mil quinientos pesos cada uno, es decir obtuvo una ganancia de siete mil pesos.

Este solo era uno de los casos, ya que alrededor del estadio "Nou Camp" los revendedores querían sacar para las vacaciones de verano y ofrecían los boletos desde tres mil hasta seis mil pesos, cantidad que muchos no dudaron en desembolsar.

Otros pensaron en los gastos que vienen por la salida de la escuela y en las vacaciones que seguramente les exigen en verano, por lo que buscaron opciones más económicas.

Una de las posibilidades, según explicó un aficionado, es esperar hasta casi el inicio del duelo, o cuando el balón ya ruede, para ofrecer una cantidad, debido a que en ese momento los precios bajan porque los revendedores no quieren perder dinero y le rebajan con tal de obtener alguna ganancia.

La gente de Monterrey que llegó a esta ciudad del Bajío enfrentó problemas mayores, ya que al ser del rival, algunos encargados del “mercado negro” ponían precios más elevados, de al menos quinientos pesos.

En caso de que León se corone, sería la primera ocasión que lo hagan en su casa, algo que no ocurre desde la temporada 1991-92 cuando de la mano del brasileño Milton Quiroz “Tita” se alzaron con el título al vencer al Puebla.

Sus últimos dos campeonatos fue en calidad de visitantes, al imponerse al América en el estadio Azteca y al Pachuca en el "Hidalgo", en los torneos Apertura 2013 y Clausura 2014.

León llega con desventaja por la mínima diferencia frente los de la “Sultana del Norte”, que se alzaron con el triunfo en el duelo de ida disputado en el estadio Universitario el pasado jueves.

Para ser campeones los dirigidos por Ignacio Ambriz requiere ganar por diferencia de dos tantos, en caso de hacerlo solo por uno obligan al alargue.

-Fin de nota.-